Gustavo Camañas Gustavo Camañas
2 min de lectura
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
2 min de lectura
Malos hábitos para los dientes

¿Sabías que hay hábitos que sientan especialmente mal a tus dientes? Lo peor es que son gestos que solemos hacer con frecuencia sin sospechar el grave perjuicio que estamos causando a nuestra dentadura. Así que en este artículo te vamos a poner al tanto de estos nocivos gestos para que te pongas manos a la obra y los destierres de tu vida.

Evita estos hábitos perjudiciales para tus dientes

Seguramente algunos de estos malos hábitos para la dentadura, como comer dulces, no te pillarán por sorpresa, otros, en cambio, probablemente sí. Vamos con ellos:

  1. Comer dulces: Por todo es sabido, que el azúcar alimenta las caries, pero también favorece la formación de placa e incluso afecta negativamente al esmalte dental.
  2. El tabaquismo: La nicotina no solo pone en riesgo tu salud, también  oscurece el esmalte dental y mancha los dientes. A esto se añade que aumenta las posibilidades de padecer enfermedades de las encías (gingivitis y periodontitis) y que, si no tratas este problema, puedas incluso sufrir una pérdida dental y aumento de enfermedades, algunas de ellas graves como ( Alzheimer, Ictus, problemas de corazón etc). La nicotina además camufla el signo típico de estas enfermedades que es el sangrado de las encías.
  3. Utilizar los dientes como abridor: Aunque te parezca una costumbre un tanto salvaje, hay gente que recurre a sus dientes para abrir tarros, botellas o tapones de tubos. Sin duda, una mala costumbre que puede dañar los dientes y nuestras encías. Para colmo, un vano esfuerzo pues no suele servir de mucho y pocas veces se consigue el propósito de abrir algo con ellos. Incluso mordisquear la punta de lápices o bolis puede ser nocivo. 
  4. Ingerir bebidas como refrescos, café o vino: Esto acaba apreciándose en el color del esmalte que va perdiendo su blanco natural y se oscurece paulatinamente,
  5. Morderse las uñas: implica apretar los dientes de manera involuntaria provocando su desgaste temprano. 
  6. Masticar hielo: Puede provocar la fractura de alguna pieza dental, además de  favorecer la sensibilidad en nuestra dentadura.
  7. No beber agua en cantidades adecuadas: Ten presente que la saliva defiende nuestra boca de bacterias y si la ingesta de líquidos no es la conveniente, no podemos producir suficiente saliva dejando nuestra boca más desprotegida. 
  8. Masticar chicle excesivamente: A veces abusamos de los chicles sin saber que estamos desgastando el esmalte y los dientes. 
  9. Cepillarse los dientes con brusquedad: No creas que cepillar los dientes con ímpetu servirá para limpiarlos mejor. Todo lo contrario dado que hacerlo con demasiada fuerza erosiona el esmalte, irrita las encías y los sensibiliza ante el frío. Opta por cerdas suaves o medias y recuerda no aplicar una excesiva energía.

Lo cierto es que una bonita boca cada vez nos resulta más atrayente, sobre todo ahora que empezamos a retirarnos la mascarilla en exteriores y somos conscientes de las carencias y fortalezas de nuestra sonrisa.

Tanto es así que han aumentado los tratamientos de estética dental como el blanqueamiento. En suma, nuestra boca nos hace sentirnos más seguros y una dentadura bonita nos anima a sonreír más. Pide cita en cualquiera de nuestras clínicas dentales y te ayudaremos en todo lo que necesites.

Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
El Dr. Gustavo Camañas ha ejercido como director médico corporativo desde el año 2009 hasta el año 2017. Actualmente es el responsable de área de odontología general e implantes en la compañía. Licenciado en odontología en el año 2001, siempre ha ejercido en el campo de la periodoncia y de la estética dental. A día de hoy, realiza una función de control de calidad de los tratamientos realizados en la compañía así como formación a los doctores de nuestras clínicas. Desde el 2017 también pertenece a la comisión médica del grupo.