Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

LLÁMANOS 900 111 003

Comienza el contenido principal

Estás en:

  1. Tratamientos |
  2. Implantología |
  3. Implante dental unitario

Un implante dental unitario es la mejor solución para reemplazar la pérdida de un solo diente. Este es el procedimiento más sencillo que se realiza en tratamientos implantológicos. Creamos un diente artificial totalmente nuevo con plenas garantías. Gracias al implante sustituimos la raíz de la pieza perdida y posteriormente lo cubrimos con la corona. Así recuperamos su funcionalidad y su estética. Tratamientos implantología.

Es una solución definitiva para los casos de reemplazo de una pieza unitaria perdida. Una de las ventajas del implante unitario es que no compromete otras estructuras. Al ser un tratamiento totalmente independiente, no necesitamos tallar los dientes sanos adyacentes, tal y como ocurre con la colocación de un puente.

Tipos de implantes unitario

  • Implante unitario sobre corona cementada: La corona se fija al implante mediante un cemento biocompatible.
    •  Ventaja: Su procedimiento clínico es más sencillo al igual que su fabricación por parte del laboratorio ya que es el mismo proceso que cementar una funda (corona) sobre un diente natural.
  • Implante unitario sobre corona atornillada: La corona se fija al implante a través de un tornillo.
    • Ventaja: Es muy fácil de desmontar (por el dentista) lo que supone un beneficio a la hora del mantenimiento y limpieza del implante y de su conexión. De este modo evitamos que las bacterias se introduzcan en el propio implante generando enfermedades periimplantarias como la mucositis o periimplantitis.

Actualmente las coronas atornilladas son el tipo de corona más utilizada en el sector dental puesto que para el dentista es más sencilla su retirada y mantenimiento que en el caso de las cementadas.

Postoperatorio

El postoperatorio tras la colocación de un implante dental unitario es muy sencillo puesto que la colocación del mismo es muy rápida y, normalmente, no provoca daños en zonas colindantes que puedan generar dolor posterior.

En algunas ocasiones es normal que aparezca una ligera inflamación o sangrado ocasional. Para aliviar estas molestias es suficiente con la medicación prescrita. Lo normal es que en menos de una semana estas molestias remitan.

Es importante seguir los consejos del médico para que la recuperación sea más rápida y no conlleve complicaciones. Es muy importante mantener la zona limpia. Los primeros días a base de enjuagues ya que el cepillo no se podrá usar. Igualmente, es recomendable seguir una dieta blanda, evitando alimentos calientes.

Conoce cómo se coloca un implante dental

Recupera la funcionalidad y estética de tu sonrisa.

Pide tu cita Online

Te llamamos

Déjanos tus datos y contactaremos contigo.

Fin del contenido principal