Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

  1. Tratamientos
  2. Implantología
  3. Injerto de hueso y regeneración ósea dental

Injerto de hueso y regeneración ósea dental

El injerto de hueso dental es una cirugía que se emplea para la reconstrucción de defectos óseos, ya sean congénitos, derivados de traumatismos, o lesiones de carácter odontogénico, entre otras posibles causas. Por tanto, busca recuperar la masa ósea perdida.

Comienza el contenido principal

¿Quieres que te asesore un especialista?

¿En qué consiste el injerto de hueso dental?

Es muy común practicar la operación de injerto de hueso dental cuando el paciente ha sufrido una pérdida de hueso considerable tras la caída de uno o varios dientes, entre otros factores. Debemos recordar que cuando faltan piezas dentales, la masa ósea tiende a reabsorberse de manera natural. Esto se debe a que dichas piezas sirven de soporte al hueso.

El injerto óseo se trata de una técnica para ganar el hueso perdido, previa a la colocación de los implantes dentales.

Ventajas

Inicio 48 horas
Diagnóstico integral
Seguimiento personalizado

¿Qué es una regeneración ósea dental?

Gracias a los injertos de hueso, y transcurrido el tiempo necesario (meses), se puede alcanzar el nivel óptimo en cuanto a cantidad y calidad ósea necesaria para posteriormente colocar un implante. 

Es decir, en aquellos casos donde el hueso del paciente sea insuficiente en altura y anchura -y para poder fijar el implante dental a la boca- se necesitaría previamente realizar una regeneración ósea.

Este injerto óseo se puede añadir mediante diferentes técnicas y usando distintos tipos de hueso:

  • Autoinjertos que se realizan con hueso procedente del propio paciente. Esta es la mejor solución, ya que evita el rechazo inmunológico, pero no siempre es posible.
  • Xenoinjertos, es un sustituto óseo procedente de especies distintas al receptor, bien de animales o minerales semejantes al hueso.
  • Aloinjertos, se tratan de materiales de naturaleza inerte (no orgánica), los cuales actúan como sustitutos óseos.
  • Isoinjertos, que se componen por tejido que procede de un sujeto que sí que está relacionado genéticamente con el paciente.

Con estos injertos lograremos que se produzca, pasados varios meses, la ansiada regeneración ósea que necesitamos para colocar el implante dental.

¿Cómo se hace el injerto de hueso dental?

1. Fase de diagnóstico y planificación

Es preciso realizar una exploración oral en el paciente y acompañarlo de una prueba radiográfica, un TAC o CBCT, para poder determinar si presenta un adecuado volumen óseo. A continuación, se planificará la intervención a través de un programa informático.

2. Fase quirúrgica

Se practica el injerto en el interior del hueso. Después habrá que aguardar el transcurso de unos 4 o 5 meses mínimo, pues este es el plazo necesario para que se regenere el hueso con éxito. Durante todo este tiempo el paciente tendrá que seguir una serie de pautas y cuidados en casa para favorecer el éxito de la regeneración.

Una vez que el hueso haya cicatrizado, se procederá a la colocación del implante, el cual dejaremos alrededor de 3 meses en función del implante colocado, y de la calidad del hueso que disponemos. Según en qué caso, se podrá colocar o no una corona provisional, para modelar la encía en torno al implante.

3. Colocación de la corona o prótesis

Esta fase requiere la colocación de una corona con carácter definitivo que será mucho más detallada y perfeccionada que la utilizada de manera temporal.

4. Revisión periódica

A los pacientes que se han sometido a este tratamiento se les recomienda, al menos, una visita anual en su clínica dental para supervisar todo el proceso.

¿Cuándo se hace un injerto de hueso dental?

Es posible hablar de diversas causas que pueden originar una pérdida de hueso en el paciente. La más común es la existencia de una enfermedad periodontal que no ha recibido un adecuado tratamiento y ha acabado ocasionando la pérdida del hueso situado alrededor de los dientes.

¿Cuál es el porcentaje de éxito?

El porcentaje de éxito de tratamientos de implantología supera el 90%.

Tipos de implantes dentales

Preguntas frecuentes

¿Cómo es el postoperatorio del injerto dental?

Es normal sufrir una hinchazón durante las horas posteriores a la intervención que irá remitiendo de manera paulatina con el paso de los días. Así, tras una semana, seguramente habrán desaparecido las molestias. El paciente deberá tomar la medicación antibiótica postquirúrgica que le habrán recetado los especialistas, además de un antiinflamatorio para atenuar el dolor que, conviene recalcar, será llevadero.

¿Cuánto tarda en sanar un injerto de hueso?

El tiempo de recuperación dependerá de la envergadura del injerto óseo que se ha realizado. Lo habitual es que tarde, como mínimo, unos tres meses o más en sanar.

¿Cómo cuidar un injerto de hueso?

Es necesario mantener una adecuada higiene bucodental durante el proceso. Nuestro dentista nos aportará las pautas necesarias para el cuidado de la boca. Citamos a continuación algunas de estas recomendaciones generales:

  • Evitar el cepillado de la zona durante aproximadamente dos semanas.
  • Se debe prescindir de bebidas como el café, las que lleven alcohol o gas.
  • Realizarse frecuentes lavados con agua tibia y sal.
  • Se desaconseja de una manera tajante el tabaco.
  • El día posterior a la intervención es recomendable seguir una dieta blanda.

¿Cuánto tarda en regenerarse el hueso dental?

Es necesario aguardar unos tres o cuatro meses para que se regenere por completo el hueso. Durante este tiempo de espera será necesario hacer revisiones y radiografías que nos servirán para cerciorarnos de que todo el proceso evoluciona correctamente.

Encuentra nuestros artículos relacionados

Blog

Tratamientos dentales | Dientes sanos | Implante dental

¿Qué hacer ante una avulsión dental?

3 minutos de lectura

Tratamientos dentales | Implante dental

¿En qué consiste el proceso de la osteointegración de los implantes dentales?

3 minutos de lectura

Tratamientos dentales | Implante dental | Prótesis dental

Dentadura postiza: ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

5 minutos de lectura

Fin del contenido principal