Gustavo Camañas Gustavo Camañas
Fecha de revisión: 22 abril 2022
2 min de lectura
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
Fecha de revisión: 22 abril 2022
2 min de lectura

Dos de las técnicas más empleadas para acabar con el sarro dental que se aferra a los dientes son la tartrectomía y curetaje. Ambas nos ayudan a lidiar con este problema que si no se trata oportunamente puede derivar en diferentes patologías.

Pero existen claras discrepancias entre ambas que, por supuesto, vamos a abordar. En definitiva, ¿qué diferencia hay entre tartrectomía y curetaje?

¿Qué es la placa bacteriana o sarro dental?

En cualquier caso, antes de seguir profundizando en este tema, conviene explicar qué es la placa bacteriana. Normalmente una buena higiene dental en la que no falte un cepillado regular bastará para evitar la formación de placa que son restos de comida y bacterias que se acumulan en los espacios interdentales. 

No obstante, en ocasiones fallamos a nuestra cita y empieza a formarse una placa sobre los dientes y las encías que no es posible eliminar ya con la higiene en casa. A esto se suma, tal y como leemos en este artículo, que los cepillos no logran limpiar entre los dientes. Por este motivo, se recomienda el empleo del hilo dental, que es la forma más eficaz de lograr una adecuada limpieza interdental.

Una buena higiene bucodental es clave para evitar la formación de placa bacteriana.

Por lo tanto, una vez que surge la placa, solo nos queda acudir al dentista a someternos a una limpieza.

Debemos recordar que el sarro puede derivar en enfermedades periodontales que pueden comprometer la salud de la encía y, por lo tanto, de la propia dentadura. De hecho, en estadios avanzados puede causar la pérdida de uno o varios dientes.

¿Qué es la tartrectomía?

En suma, la única manera de acabar con la placa bacteriana una vez que se forma es acudiendo al dentista. Ahí, un profesional de la periodoncia nos someterá a una tartrectomía que consiste en eliminar las bacterias que se encuentran por debajo de la línea de la encía hasta unos tres milímetros.

De esta manera, lograremos frenar el avance o la aparición de la enfermedad periodontal tan dañina para nuestra salud bucal.

¿Qué es el curetaje?

Por su parte, el curetaje es un tratamiento que tiene como cometido eliminar el tejido enfermo debido a la acumulación de cálculos dentales y, en consecuencia, mantener un contorno gingival sano.

Para tal procedimiento se emplea una herramienta llamada cureta, cuyo nombre ha servido para bautizar a la técnica. Así, según podemos leer en este artículo del portal médico Intramed, con este instrumento se elimina principalmente el epitelio crevicular hiperplasiado y ulcerado y se deja únicamente una capa de tejido conectivo en la pared blanda de la bolsa periodontal que acelerará el proceso de reparación. El curetaje suele realizarse tras eliminar el sarro.

A la luz de todo lo expuesto, parece que es mucho más fácil delimitar las diferencias entre ambos conceptos. Así, mientras que la tartrectomía se centra en eliminar el sarro, el curetaje aspira a retirar las partes blandas afectadas por la placa. En definitiva, son dos procedimientos que se complementan, suelen realizarse en la misma sesión, y buscan mejorar la salud gingival.
Si tienes dudas al respecto, te animamos a visitar cualquiera de nuestras clínicas dentales donde nuestros expertos te ayudarán a resolver tus preguntas y evaluarán gustosos tu caso.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos de especialización en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.