El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Curetaje dental: ¿Qué es, cómo se hace y cada cuánto tiempo?

curetaje dental

Las enfermedades periodontales y la gingivitis son uno de los problemas bucales más comunes hoy en día.  Ambas enfermedades afectan a las encías y las estructuras vecinas de los dientes, perjudicando la salud bucal.

La gingivitis se produce por un mala higiene y por acumulación de placa dental alrededor de los dientes, originando inflamación y sangrado de las encías.

Mientras que la enfermedad periodontal es un episodio avanzado, en el que las bacterias invaden las bolsas periodontales que rodean al diente. Una vez iniciada la enfermedad periodontal, comienzan a perjudicarse las estructuras de sostén del diente, como son la encía, el hueso y el ligamento periodontal que rodea la raíz del diente. Esto origina daños importantes en los dientes como es la movilidad del diente, por lo que debemos hacer un tratamiento adecuado para frenarlo lo máximo posible.

Descarga la guía gratuita: Hábitos saludables para tu boca

 

¿Qué es el curetaje dental y por qué se realiza?

El curetaje dental es también conocido como raspado y alisado radicular, y se trata de una limpieza más profunda para eliminar estas bacterias de las bolsas periodontales y tratar este tipo de enfermedades.

Consiste en eliminar todo la placa bacteriana y el sarro que rodea al diente acumulado en las bolsas periodontales debajo de la encía. Por lo tanto, el objetivo principal de este tratamiento, es eliminar todas las bacterias y el sarro, dejando la superficie dental lo más lisa posible y libre de impurezas, evitando así que las bacterias se amontonen y la periodontitis avance.

¿Cómo se realiza?

El raspado y alisado radicular, consiste básicamente en raspar las superficies de las raíces de los dientes, llegando por debajo de la encía,  y eliminar todas las bacterias acumuladas en las bolsas periodontales. Se realiza con unos instrumentos específicos llamados curetas.

Las curetas son unos instrumentos metálicos manuales las cuales tienen una especie de cuchilla y una forma específica que nos permite acceder a la zona adecuada eliminando así la placa y el sarro que originan la enfermedad periodontal. Existen de diferentes tamaños y formas para acceder a las diferentes partes de los dientes.

El curetaje dental de toda la boca se suele hacer pos sesiones para no traumatizar demasiado la cavidad bucal. Normalmente se divide en 2 o 4 sesiones. Antes de comenzar con la sesión de raspado, se coloca anestesia local en la zona donde se va a realizar para evitar todo tipo de dolor o sensibilidad. Por lo tanto, se asegura que el tratamiento sea totalmente indoloro.

Curetaje dental: ¿Cada cuánto tiempo y cuándo debo hacérmelo?

Si crees que puede padecer alguna de estas enfermedades, ya que tienes signos o síntomas como los que se han comentado en este artículo, debes concretar una cita con tu dentista de confianza, para que te haga un estudio generalizado y un diagnóstico periodontal correcto.

Si es así, y presentas una enfermedad periodontal, tu dentista te recomendará realizar un curetaje dental generalizado o localizado en alguna zona según sea tu caso.

Una vez realizada la sesión completa, debes esperar a que se recuperen tus encías y los demás tejidos. Tras 4 meses, tu dentista te citará, para realizar una reevaluación de tu enfermedad periodontal y ver si tienes que realizar una nueva sesión.

¿Qué puede pasarme después de un curetaje en las encías?

Al ser un procedimiento el cual tenemos que raspar por debajo de las encías, puede originar algunos cambios normales debido a la naturaleza del tratamiento, los cuales irán desapareciendo poco a poco. Algunos son:

  • Inflamación de las encías con un color rojizo
  • Sangrado de las encías sobre todo al cepillado
  • Dolor o molestia tras pasarse el efecto de la anestesia

Por ello, lo ideal es seguir algunas recomendaciones que tu dentista te explicará al acabar el tratamiento, como son:

  • Cepillarse con un cepillo suave sin ser agresivos.
  • Tomar algún analgésico para el dolor o molestias según la dosis marcada de tu dentista.
  • Evitar alimentos duros y comer alimentos blandos y suaves.
  • No fumar.

Diferencia entre curetaje dental y limpieza bucal

La gran diferencia es que una limpieza se trata de un tratamiento preventivo en el que eliminamos la placa bacteriana y el sarro que rodea al diente por encima de la encía. En cambio, un curetaje, se trata de un tratamiento correctivo para eliminar la placa bacteriana y el sarro por debajo de la encía y que está produciendo una enfermedad periodontal.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.