El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

¿Tienes mal aliento? Descubre a qué se debe y cómo solucionarlo

mal aliento

Con el término halitosis se define el  mal aliento u olor desagradable del aliento de una persona. El mal aliento puede ser un  problema social porque afecta mucho la vida de los pacientes que sufren esta patología, debido a la dificultad de comunicación con otras personas (esto en aquellos casos en los cuales los pacientes son conscientes de sufrir de halitosis).

El mal olor que procede del aliento es producido por las bacterias presentes en el cavo oral involucradas en procesos de putrefacción de residuos de comida y placa.

Muchas veces se asocia a una mala higiene oral, a la placa que se acumula en la lengua o a infecciones que afectan dientes o encías, otras veces puede ser un síntoma o un signo de enfermedades sistémicas graves.

Descarga la guía gratuita: Hábitos saludables para tu boca

Síntomas de la halitosis

El síntoma es el mal olor de la boca. Muchas veces es difícil que uno mismo se dé cuenta de ello, a causa de lo que se conoce como “fenómeno de adaptación”.

Tipo de halitosis

Hay principalmente dos tipos de halitosis:

  • Halitosis fisiológica: no tiene relación ninguna con infecciones  o enfermedades siendo relacionada solo a factores orales no patológicos.
  • Halitosis patológica: se relaciona a enfermedades de origen periodontal, a estomatitis, faringitis o en casos muy severos a tumores.

Hay también pacientes que piensan de sufrir halitosis y que, sin embargo, no la padecen: pseudohalitosis.

¿Cuál es la causa del mal aliento?

Se calcula que en más del 85% de los casos la halitosis se origina en la cavidad oral.

Causas de halitosis fisiológica:

  • Halitosis matutina
  • Edad
  • Prótesis dentarias
  • Saliva: el nivel de halitosis es inversamente proporcional al flujo de saliva. Los pacientes que sufren de Síndrome de la boca seca pueden sufrir de halitosis
  • Comida: cebolla, ajo.
  • Tabaco y alcohol

Causas de halitosis patológica:

La principal causa de halitosis es la mala higiene y las patologías a nivel del cavo oral como grandes caries, obturaciones infiltradas, prótesis antiguas.

Cualquier lugar donde exista acumulación y putrefacción puede ser origen de halitosis: lengua, espacios interdentales, área subgingival, abscesos.

La lengua es la localización de la mayor parte de las bacterias anaerobias en la boca, y producen la mayoría del mal olor.

Enfermedad crónica periodontal y gingivitis:

  • Enfermedades digestivas. Muchas personas piensan que la halitosis es debida a problemas de origen digestivo sin embargo es menos frecuente de lo que se piensa).
  • Enfermedades sistémicas. Diabetes mellitus mal controlada: aliento dulce, afrutado de acetona; insuficiencia renal: característico olor a orina o amoniaco en el aliento; Disfunción hepática severa: típico fetor hepático caracterizado por olor a aminas dulces.

¿Cómo puedo saber si padezco de halitosis?

Solo hace falta frotar la lengua sobre la muñeca de la mano, dejar secar durante 30 segundos y olerla.

Actualmente el mal olor se puede medir electrónicamente por medio de un halímetro, con el cual se hace una lectura de los gases producidos por los residuos en la lengua.

Tratamiento

Para evitar el mal aliento puedes tomar las siguientes precauciones:

  • Acudir al odontólogo. Puesto que la principal causa de halitosis es la acumulación de placa y la mala higiene oral, es importante ir al odontólogo,  hacer los controles periódicos y someterse como mínimo una vez al año a una limpieza bucal.
  • Cepillarse dientes y lengua después de cada comida sobretodo antes de acostarse.
  • Mantener una alimentación rica en alimentos naturales, aportando alimentos que contengan vitamina B (cuya deficiencia puede originar halitosis), como cereales integrales, frutos secos, verduras, levadura de cerveza, etc.
  • Masticar hierbas o especias como el perejil, el hinojo, el anís, el cardamomo.
  • Consumir alimentos ricos en clorofila, como la manzana.
  • Aclarar la boca con abundante agua ayudará a reducir ligeramente el olor de la misma y a tenerla siempre hidratada.
  • Hay también agentes antimicrobianos como la Clorhexidina a baja concentración 0.05%, el Cloruro de cetilpiridinio y el Lactato de zinc. Vuestro odontólogo os indicará el tratamiento mejor según las necesidades.
New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.