El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

¿Qué es un bulto en la encía y cómo tratarlo?

bulto en la encia

En cualquier momento de tu vida, puedes detectar la presencia de un quiste o bulto en la encía. Muchos pacientes acuden a la clínica preocupados por la aparición de un bulto en la encía, que puede presentar diferentes formas y síntomas, ya que existen diferentes tipos producidos por diferentes causas.

Existen muchas variedades de bultos que pueden aparecer en la encía, todos ellos producidos normalmente por una mala higiene oral. Se trata de una inflamación del tejido fibroso de la encía originando una forma aumentada y molesta en alguna zona.

New Call-to-action

 

Tipos de bultos y por qué aparecen

Como ya hemos nombrado, existen diferentes bultos, con diferente naturaleza y origen. A continuación vamos a explicar algunos de ellos:

  • Fibromas: es un bulto duro y redondo que aparece en la encía por un factor irritativo. Además también puede aparecer en otros lugares como en la lengua o labios. No suele generar grandes molestias, provocando dolor solo cuando se repite el factor irritativo en la zona. Es típico de personas portadoras de prótesis removibles mal ajustadas, que por el movimiento producen una irritación. Este bulto no se trata de un proceso infeccioso, por lo tanto, para tratarlo, lo ideal es extirparlo, eliminar el factor que produce la irritación y hacer una limpieza generalizada.
  • Abscesos gingivales: se trata de unos bultos en la encía que rodean al diente de consistencia blanda, normalmente producidos por infección de la bolsa periodontal. En personas con enfermedad periodontal, las papilas de la encía que rodean al diente, se inflaman y producen los abscesos gingivales. Esto abscesos son un proceso infeccioso, formados por bultos de pus en la encía, por lo que para tratarlos, lo ideal es comenzar con una terapia antibiótica pautada siempre por tu dentista, y realizar una limpieza exhaustiva mediante un curetaje dental.
  • Fístulas o abscesos: los bultos llenos de pus causados por un absceso infeccioso o una fístula puede ser generado por diferentes causa infecciosas, como pueden ser:
  • Caries dental: cuando el diente está cariado, la caries avanza hasta la pulpa, originando una infección en la raíz por el acumulo de bacterias en la zona. Esto origina una comunicación con la encía originando un bulto o absceso. Es fácil de detectar por el dolor agudo que genera al paciente en el diente. Para tratarlo, se debe tomar una terapia antibiótica pautada por tu dentista, y realizar una endodoncia del diente afectado para eliminar todas las bacterias.
  • Endodoncia mal realizada: una endodoncia no tiene un éxito asegurado, de manera que puede fracasar, infectandose de nuevo el diente con bacterias y comenzando un proceso infeccioso igual que el anterior, generando un bulto o absceso infeccioso. Para tratarlo se debe tomar una terapia antibiótica pautada por tu dentista, y realizar una reendodoncia del diente afectado, eliminando la endodoncia anterior y limpiando el diente de nuevo.
  • Erupción del tercer molar: cuando las muelas del juicio comienzan a salir, pueden aparecer bultos alrededor de la encía, ya que por la presión o por la mala posición del molar, se inflama y se puede infectar. Por ello lo ideal es acudir a tu dentista de confianza para recibir un correcto diagnóstico y una solución a tu problema.

¿Cómo tratarlos?

En general, para tratar cualquier tipo de bulto que te encuentres en tu boca, lo ideal es que acudas lo antes posible a tu dentista de confianza para que te realice un diagnóstico completo y un tratamiento adecuado siempre a ti y a tu problema, evitando siempre los remedios caseros que siempre pueden originar más problemas.

Prevención

Para evitar este tipo de lesiones en la encía, lo ideal es llevar a cabo siempre una rutina de higiene oral exhaustiva con un correcto cepillado, sumado a revisiones periódicas con nuestro dentista de confianza.

¿Puede ser maligno?

Algunas veces pueden desarrollarse neoplasias malignas en la encía en forma de bulto. Suelen ser muy rojizas y sangrantes, fácilmente de diferenciar de un bulto benigno. Para un diagnóstico exacto se realiza una biopsia de la lesión en la cual es eliminada.

Aún así, la gran mayoría no suelen ser malignos, ya que se producen por procesos o patologías leves. Normalmente suceden por una mala higiene oral, pero por ello, debemos acudir de inmediato a nuestro dentista de confianza para que realice un diagnóstico y nos dirija hacia un plan de tratamiento adecuado para acabar con la patología.

New Call-to-action
New Call-to-action
New Call-to-action
New Call-to-action
New Call-to-action

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.