El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Abceso en la encía: ¿qué es y cómo se cura?

abceso en la encía

Qué es un abceso en la encía

Los abcesos son infecciones que aparecen en las encías y que están causadas por bacterias que han llegado al tejido que rodea el diente y lo infectan. En la boca viven muchísimas bacterias de forma natural. De hecho, si las mantenemos controladas, no deben suponer ningún problema para la salud. Sin embargo, si aparecen desajustes y les mejoramos las condiciones ambientales, se podrán llegar a reproducir a gran velocidad, pudiendo acumularse y atacar a las encías. Cuando esto sucede, aparece presencia de pus, dolor intenso alrededor del abceso en la encía y malestar general.

New Call-to-action

Las causas de esta infección pueden ser muy diversas. Se pueden deber a una fractura, golpes, problemas en las encías, falta de higiene oral, caries mal tratadas, etc. En cualquier caso, las bacterias llegan a la parte más profunda del diente, que se denomina pulpa dental, y es entonces cuando causan más daño. En este sentido, es muy importante un correcto diagnóstico para realizar el tratamiento correspondiente. Si la infección no se trata, podría llegar a afectar a la raíz, los ligamentos de los dientes e, incluso, a los huesos maxilares, pudiendo llegar a provocar la pérdida del diente.

Síntomas

  • Dolor intenso y punzante, sobre todo al masticar.
  • Enrojecimiento de la encía que, en ocasiones, puede llegar a tornar en tono azulado. 
  • Inflamación de la encía hasta la parte de la mejilla.
  • Mucha sensibilidad al frío y al calor.
  • Inflamación de los ganglios del cuello.
  • Llagas y bolsas de pus en el interior de la boca.
  • Mal aliento causado por la presencia de bacterias bucales. 
  • Puede causar fiebre, náuseas, vómitos y diarrea.

Prevención

La prevención, y un buen cuidado de tu boca, es la mejor manera para evitar que un abceso en la encía llegue a producirse. Para ello, es fundamental contar con una buena higiene bucal que incluya no solo el cepillo de dientes, sino también el hilo dental para llegar bien a limpiar las zonas interdentales.

Así mismo, es fundamental llevar una dieta saludable y sin exceso de azúcares. Los alimentos y bebidas ricos en azúcar como la bollería, las galletas, las golosinas, los refrescos o los zumos, son los principales causantes de la caries dental. Estas, si no se tratan de forma adecuada, pueden llegar a convertirse en un abceso.

Finalmente, otro de los aspectos fundamentales en la prevención pasa por visitar periódicamente a tu dentista. Los controles y las limpiezas profesionales te ayudarán a mantener una boca limpia y saludable. Durante estos controles, se pueden detectar pequeños problemas y ponerles solución lo antes posible, especialmente, antes de que puedan presentar complicaciones de cualquier tipo.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.