María Latorre María Latorre
4 min de lectura
María Latorre María Latorre
4 min de lectura

Aunque el término puede sonar raro o desconocido, la anquilosis dental es una alteración que afecta a entre el 1,3 y el 8,9% de los dientes temporales (de leche). Por ello, en este artículo te vamos a contar qué es la anquilosis dental, cómo se trata y qué problemas puede provocar.

¿Qué es la anquilosis dental?

La anquilosis dental es una anomalía que provoca una unión entre el diente y el hueso que lo rodea. Esto se produce como consecuencia de la pérdida del ligamento periodontal, que actúa de barrera física entre ambos.

Aunque los dientes permanentes también pueden sufrir anquilosis dental, normalmente esta alteración es más frecuente en los dientes de leche de los niños. Y, más concretamente, las piezas dentales más propensas a anquilosarse son los molares inferiores, seguidos de los molares superiores.

Causas de la anquilosis dental

A día de hoy, las causas concretas de la anquilosis dental son desconocidas. Sin embargo, los siguientes factores pueden predisponer a padecer la alteración:

  • Herencia genética.
  • Alteraciones de base en el ligamento periodontal.
  • Traumatismos dentales previos: los golpes en la boca pueden dañar el ligamento periodontal. Esto se produce, especialmente, cuando se produce la avulsión de un diente y su posterior reimplantación.
  • Infecciones dentales previas: al igual que en el caso anterior, también pueden causar la destrucción del ligamento periodontal.
  • Ausencia del diente de reemplazo: otra de las posibles causas de la anquilosis dental es la falta de un diente permanente que erupcione tras la caída del diente de leche.

¿Cómo saber si un diente está anquilosado?

La anquilosis dental no produce síntomas evidentes en el propio paciente. Por eso, para diagnosticar esta anomalía es necesario realizar una exploración clínica y radiológica a la persona. 

A través de una exploración visual y de radiografías panorámicas y periapicales, el dentista podrá diagnosticar la anquilosis dental a partir de los siguientes signos:

  • El diente anquilosado da la impresión de estar sumergido o hundido en la encía.
  • Existe una ausencia del espacio normal que existe entre el diente y el hueso. 
  • Las raíces de los dientes son menos opacas de lo habitual y cuesta visualizar el hueso que está alrededor de ellas. 
  • Si el diente de leche no se mueve ni se cae tras la edad a la que se espera su reemplazo por el diente definitivo.

Es fundamental realizar un diagnóstico temprano de la anquilosis dental para determinar cuál es el tratamiento más adecuado y evitar los problemas que ocasiona esta anomalía.  Dado que la anquilosis dental no provoca síntomas evidentes para el paciente, es esencial llevar a los niños al odontopediatra entre una y dos veces al año.

¿Necesitas una revisión? Pide tu cita gratuita

¿Cuáles son los problemas más comunes de la anquilosis dental?

Los problemas que puede ocasionar la anquilosis dental son los siguientes:

  • Retraso en la caída de los dientes de leche: los dientes temporales anquilosados pueden no caerse a tiempo.
  • Alteraciones en el proceso de erupción de los dientes: el anquilosamiento de un diente de leche impide la correcta erupción de la pieza dental permanente. Cuando esto sucede, puede ser necesario tener que extraer el diente de leche.
  • Maloclusiones dentales: los dientes anquilosados no se pueden mover igual que el resto de piezas dentales durante un tratamiento de ortodoncia. Por tanto, cabe la posibilidad de no conseguir una alineación dental óptima. 
  • Dificultades en la masticación: una mala alineación de los dientes puede provocar alteraciones a la hora de masticar determinados alimentos, especialmente los más duros. 
  • Empeoramiento de la estética: la incorrecta alineación de los dientes también provoca problemas estéticos, ya que repercute negativamente en el aspecto de la sonrisa.
  • Reabsorciones radiculares: se producen cuando el organismo reabsorbe la raíz del diente anquilosado, lo que debilita su estructura.
  • Pérdida de dientes: una reabsorción radicular puede derivar en la movilidad y posterior caída del diente.

En función de cuál sea el caso de cada paciente existen diferentes opciones terapéuticas contra la anquilosis dental.

¿Cómo se trata la anquilosis dental?

Existen distintos tratamientos que se pueden aplicar en un diente anquilosado. Sin embargo, la solución más adecuada depende de factores como la edad de la persona, la severidad de la alteración, los daños que esté provocando y la presencia o ausencia del diente permanente que lo sustituya en el futuro.

En algunos casos, el tratamiento puede pasar por mantener el diente en la boca y esperar a su exfoliación (caída) natural. Hasta que este momento llega, es necesario acudir a revisiones periódicas con el odontólogo.

En otros casos, lo más recomendable puede ser conservar el diente en la boca y reconstruirlo (mediante composite o una corona dental) para nivelar el plano de oclusión. Es decir, para que esté a la altura del resto de dientes y no permanezca hundido en la encía. 

Otras veces, el tratamiento puede consistir en extraer el diente de leche afectado. Y, si no existe un diente permanente que pueda sustituirlo, habrá que colocar un mantenedor de espacio para que el resto de piezas dentales no traten de ocupar el hueco vacío. 

Tras haber tratado la anquilosis dental, puede ser necesario llevar a cabo un procedimiento complementario. Por ejemplo, en el caso de haber extraído un diente, una vez que el paciente llegue a la edad adulta, habrá que recurrir a un tratamiento de implantes para solucionar la pérdida del diente.

Asimismo, puede resultar recomendable llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia para alinear correctamente la dentadura, lo que mejorará la salud, funcionalidad y estética de la boca.

Antes de terminar, nos gustaría volver a enfatizar la importancia de diagnosticar la anquilosis dental de manera temprana. De esa manera, se podrá planificar el tratamiento más adecuado y prevenir los problemas graves.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
María Latorre
María Latorre
Coordinadora Médica Odontología Integrada, Endodoncia y Periodoncia
María Latorre es coordinadora médica del área de Periodoncia y Endodoncia del Grupo Vitaldent. Es licenciada en Odontología por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y cuenta con el máster en Odontología Integrada de la misma institución. Además, completó sus estudios superiores con el máster en Cirugía Oral, Implantología y Periodoncia de la Universidad de Málaga. Fruto de su interés por mantenerse actualizada, también cuenta con posgrados y cursos de prótesis y distintas técnicas quirúrgicas.