Dr. Rafael Alvarado Dr. Rafael Alvarado
2 min de lectura
Dr. Rafael Alvarado Dr. Rafael Alvarado
2 min de lectura
Avulsión dental

El término avulsión dental es la manera técnica de denominar a la pérdida de un diente. Esto es algo que sucede especialmente cuando se practican deportes de contacto o se sufre un accidente. De esta manera, no es raro que un jugador de disciplinas como el fútbol o el baloncesto pueda sufrir una avulsión dental a causa de un codazo del contrario.

Lo cierto es que en caso de padecer una avulsión dental es básica la celeridad en la actuación y, sobre todo, el respetar ciertas normas que nos valdrán para que ese diente pueda ser reinsertado con éxito en la encía por el facultativo adecuado. Vamos a ver todo ello con detenimiento.

Pasos a seguir en caso de avulsión dental

Por lo tanto, si queremos recuperar esa pieza dental avulsionada debemos tener presentes ciertas cautelas como las que siguen:

  • Al cogerlo debemos hacerlo por la parte de la corona y nunca la de la raíz, pues es en esta última donde se encuentran las células que todavía se encuentran vivas y que permitirán su reimplantación.
  • Nunca debemos lavarlo ni frotarlo.

En este sentido, existen dispositivos de emergencia para estas situaciones concretas – de lo que muy probablemente dispondrá el equipo médico de un conjunto deportivo profesional – en el que se introduce el diente y que lo preserva con vida durante 24 horas.

Medios alternativos para su transporte

En caso de no contar con uno, siempre podremos optar por meter la pieza dental en un tarro o vaso con leche entera, pues ayuda a su conservación, tal y como nos explican en este artículo de Gaceta Dental. Tal hallazgo corrió a cargo de unos odontólogos nórdicos.

No obstante, nunca debemos introducirlo en un tarro con agua dado que es el medio de transporte menos adecuado, pues desencadena la lisis celular; es decir, la rotura de la membrana celular.

Tampoco la saliva, tal y como explican en este otro artículo, es lo más idóneo, salvo que coloquemos el diente debajo de la lengua o en el vestíbulo bucal. En este caso los fibroblastos pueden mantenerse con vida unas dos horas.

Otros medios que también se han empleado en alguna ocasión con poca fortuna son las soluciones conservantes de lentes de contacto, pero estas incluso han conservado mucho menos tiempo las células del ligamento periodontal que la solución salina.

La urgencia de la intervención

Es fundamental que se acuda de forma inmediata – se recomienda el plazo máximo de una hora – a una clínica dental para que se ocupen de evaluar la situación. En los casos de dientes temporales, no se recomienda su reimplantación, ya que podemos dañar el diente permanente que se encuentra debajo. En el caso de dientes permanentes o definitivos, si se recomienda la reimplantación del diente si se encuentra en buen estado. El mayor o menor éxito dependerá de las condiciones de conservación, del tiempo transcurrido desde el accidente, así como la edad del paciente (cuanto más joven, mejor), entre otros factores.

En todos los tratamientos de avulsión dentaria se recomienda tomar antibióticos, además de los analgésicos que sean necesarios. Se debe mantener la máxima higiene bucal, así como seguir una dieta blanda, evitar morder con los dientes afectados y/o con los que han sido ferulizados.

Sin duda, dada la urgencia de la intervención para obtener un buen pronóstico, te recomendamos acudir cuanto antes a cualquier de nuestras clínicas Vitaldent donde te atenderemos sin dilación.

Dr. Rafael Alvarado
Dr. Rafael Alvarado
Responsable de Implantología y Cirugía Bucal Licenciado en Odontología en la Universidad Complutense de Madrid Máster en Cirugía y Periodoncia en Implantología. Especializado en el campo de las últimas tecnologías en cirugía oral, implantología y prótesis, donde ha desarrollado e implementado nuevas técnicas y procedimientos destinados a ofrecer tratamientos más predecibles, y mejorar la calidad asistencial de los pacientes. A lo largo de su carrera profesional ha desempeñado labores de Coordinación Médica en multinacionales del sector dental, liderando grandes equipos médicos, asesorando y resolviendo casos complejos, desarrollando protocolos de actuación, y formando a más de un millar de odontólogos.