Filipa Nunes Filipa Nunes
6 min de lectura
Filipa Nunes Filipa Nunes
6 min de lectura

En un primer momento, muchas personas consideran que la agenesia dental es solamente un problema estético, ya que, en función de a qué dientes afecte, puede empeorar considerablemente el aspecto de la sonrisa.

Sin embargo, la agenesia también suele causar incomodidades importantes al comer, alteraciones en el desarrollo del resto de dientes, diastemas y maloclusiones. Por ello, en una gran cantidad de casos, la agenesia requiere un tratamiento para solucionarla.

¿Qué es la agenesia dental?

La agenesia dental es una alteración que provoca la falta de uno o más dientes en la boca. Se calcula que dicho trastorno afecta a entre el 3% y el 7% de la población, con especial incidencia en las mujeres.

La agenesia se puede producir tanto en los dientes de leche de los niños como en las piezas dentales definitivas de los adultos, aunque es mucho más frecuente en estos últimos.

En este punto, es importante señalar que hablamos de agenesia cuando la falta de la pieza dental es permanente. Es decir, sucede cuando el diente nunca ha llegado a formarse.

Tipos de agenesia dental

En función del número de dientes que faltan existen tres tipos de agenesia dental:

●     Hipodoncia: es el tipo de agenesia más común. La hipodoncia se caracteriza por la ausencia de entre uno y seis dientes, excluyendo los terceros molares (muelas del juicio).

●     Oligodoncia: es la falta de seis o más dientes, excluyendo las muelas del juicio.

●     Anodoncia: es la ausencia completa de dientes, lo que es extremadamente raro.

¿Cómo se diagnostica la agenesia dental?

La agenesia dental es muy sencilla de detectar en niños, ya que se identifica cuando uno de sus dientes temporales (de leche) no erupciona.

En cambio, en las piezas dentales definitivas no se aprecia tan fácilmente. Sin embargo, hay un signo que nos puede hacer sospechar la agenesia: un diente de leche que tarda en caerse más de lo habitual. Esto se debe, sencillamente, a que no hay un diente definitivo detrás “empujando” para salir.

Por ello, para poder diagnosticar la agenesia en dientes definitivos es necesario realizar una radiografía panorámica, que ofrezca una vista completa de las dos arcadas dentarias (superior e inferior). Con ello, el dentista podrá observar qué dientes no han erupcionado o están ausentes.

¿A qué dientes afecta más la agenesia?

Aunque la agenesia puede afectar a cualquier pieza dental -tanto temporal como definitiva- hay algunos dientes que son más propensos a ella:

  • Terceros molares (comúnmente llamados “muelas del juicio”): es la agenesia dental más frecuente. De hecho, se estima que al 25% de las personas no les ha salido, al menos, una muela del juicio. Por suerte, también es la agenesia que menos problemas presenta. Esto se debe a que las muelas del juicio no tienen un papel especialmente relevante en la funcionalidad o estética de la boca. Es decir, no son imprescindibles para comer ni son visibles al sonreír.
  • Incisivos laterales del maxilar superior: al contrario de lo que sucede con los terceros molares, la falta de los incisivos laterales sí supone un importante perjuicio para el paciente. Estos dientes se encuentran en la parte delantera de la boca, por lo que son muy visibles. Además, los incisivos tienen un papel fundamental en la masticación, ya que sirven para cortar y trocear la comida.
  • Premolares del maxilar superior: los premolares son otros de los dientes a los que afecta la agenesia con mayor frecuencia. Y, al igual que en el caso anterior, su ausencia también es perjudicial para la persona. Los premolares son fundamentales al comer, ya que su función es la de triturar los alimentos para que sean más fáciles de tragar y digerir. Además, estos dientes también son visibles, por lo que la agenesia empeora la apariencia de la sonrisa.
¿Quieres corregir la agenesia? Habla con nuestro equipo

Causas de la agenesia dental

La agenesia dental es una alteración congénita. Es decir, que está presente desde el nacimiento de la persona. Aunque en muchos casos la causa exacta de la agenesia no se llega a determinar, sí se sabe que los principales factores responsables de su aparición son los siguientes:

1- Genética

La agenesia dental tiene un fuerte componente genético. Por un lado, puede ser hereditaria y pasar de padres a hijos. Por eso, muchas de las personas que presentan la falta de un diente tienen un padre o una madre con agenesia.

Por otro lado, hay numerosos síndromes genéticos asociados a la agenesia dental. Por ejemplo: el síndrome de Down, el síndrome de Kallmann o la displasia ectodérmica.

2- Alteraciones en el desarrollo bucodental

El desarrollo de los dientes es un proceso complejo que tiene lugar durante las primeras etapas de la vida y que puede verse afectado por diversos factores. Por ello, cualquier interrupción en el proceso de desarrollo dental puede afectar negativamente a la formación de uno o varios dientes.

3- Factores ambientales

Ciertos factores ambientales que tienen lugar durante el desarrollo de la persona (embarazo) pueden causar agenesia dental. Por ejemplo:  la exposición a toxinas, el uso de determinados medicamentos, la aplicación de radioterapia o la presencia de infecciones durante el primer trimestre (como la tuberculosis o la rubéola). Asimismo, las deficiencias nutricionales severas durante la gestación pueden afectar al desarrollo de los dientes.

4- Condiciones médicas

El raquitismo o la osteomielitis maxilar aguda en los lactantes también pueden causar agenesia.

Los principales tratamientos para solucionar la agenesia dental son la ortodoncia, los implantes, las prótesis y los mantenedores de espacio.

Consecuencias de la agenesia dental

La agenesia dental puede tener una serie de consecuencias negativas para la salud, la estética y la calidad de vida de la persona. Las principales complicaciones son las siguientes:

  • Alteraciones en la mordida: los dientes adyacentes a un espacio vacío tienden a desplazarse o inclinarse para ocupar dicho hueco. Esto puede empeorar el alineamiento de los dientes y, en consecuencia, su oclusión (la forma en la que encajan unos con otros cuando la persona cierra la boca).
  • Mayor riesgo de problemas dentales: la falta de alineamiento de los dientes puede hacer que estos sean más difíciles de limpiar durante el cepillado. Por su parte, la principal consecuencia de la falta de higiene es la mayor predisposición a padecer caries, gingivitis y periodontitis. Asimismo, una oclusión incorrecta puede dar lugar a desgastes, fisuras y fracturas, ya que los dientes no encajan correctamente y algunos reciben más contactos de los que pueden soportar.
  • Desarrollo inadecuado de los huesos maxilares: en niños, la agenesia dental puede afectar al desarrollo normal del maxilar superior y de la mandíbula. Esto se debe a que los dientes funcionan como un estímulo para el crecimiento de los huesos. A su vez, la falta de desarrollo óseo puede conducir a problemas funcionales (masticación, habla, respiración…).
  • Impacto estético: la falta de uno o más dientes, especialmente si las piezas dentales afectadas son visibles al sonreír o hablar, puede tener un impacto significativo en la apariencia de la sonrisa.

Tratamientos para la agenesia dental

La agenesia dental se puede corregir mediante distintos tratamientos. La solución más adecuada para cada paciente dependerá del número de dientes que le falten, del tipo de dientes afectados (incisivos, premolares…) y de su edad.

1- Ortodoncia

La ortodoncia es un tratamiento que puede estar indicado cuando el paciente presenta la ausencia de un único diente o de dos dientes simétricos. En estos casos, una buena solución puede ser la de alinear todos los dientes para que, a medida que las piezas dentales se mueven, se vaya cerrando el espacio vacío.

Sin embargo, antes de decidir cuál es el tratamiento más adecuado hay que tener en cuenta varios factores: apiñamiento, línea media, resalte… De esta manera, se puede valorar si la mejor opción es cerrar el espacio. Y es que, en muchos casos, puede ser preferible abrir un espacio para colocar un implante.

2- Implantes dentales

Los implantes dentales pueden sustituir tanto uno como varios dientes faltantes. Además, su colocación permite que la persona desarrolle todas las funciones de su boca con normalidad (comer, sonreír…). Y que, por tanto, adquiera un grado de comodidad que antes no tenía.

Por ello, en una gran cantidad de casos, los implantes son el tratamiento más adecuado.

3- Prótesis dentales

En general, podemos afirmar que las prótesis dentales funcionan de la misma manera que los implantes. Sin embargo, son una solución más indicada para casos de anodoncia (ausencia total de dientes).

4- Mantenedores de espacio

Los mantenedores de espacio son tratamientos destinados a niños. Son unos pequeños aparatos que se colocan cuando se pierde un diente de leche que no va a ser reemplazado por la pieza dental definitiva (debido a que está afectada por la agenesia).

Con el mantenedor de espacio se evita que el resto de dientes traten de ocupar el espacio vacío. Una vez concluido el crecimiento dental, se valora qué tratamiento es mejor para solucionar la agenesia (ortodoncia, implantes…) y se retira el mantenedor. Debido a las distintas consecuencias negativas que provoca la agenesia, en caso de presentar esta condición nuestra recomendación es la de acudir a una de las clínicas dentales Vitaldent, las cuales se encuentran repartidas por toda España. Así, el odontólogo realizará una exploración de la boca y determinará cuál es el mejor tratamiento para la agenesia.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Filipa Nunes
Filipa Nunes
Filipa Nunes es coordinadora médica del área de Ortodoncia del Grupo Vitaldent. Se licenció en Medicina Dental por el Instituto Superior de Ciencias de la Salud en Lisboa (Portugal) y estudió un posgrado internacional en Odontología Integral en la Universidad de Nueva York (Estados Unidos). Además, cuenta con experiencia profesional como ortodoncista tanto en España como en Portugal.