Gustavo Camañas Gustavo Camañas
2 min de lectura
Fecha de revisión: 22 abril 2022
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
2 min de lectura
Fecha de revisión: 22 abril 2022

¿Quieres saber qué es la pericoronaritis?

Este problema, que suele presentarse entre los 20 y los 30 años –aunque en ocasiones lo hace más tarde– se vincula a una infección que afecta a los tejidos blandos que rodean la corona de un molar que no ha salido del todo. Sí, la muela del juicio.

La pericoronaritis es una infección en la encía provocada por la erupción de la muela del juicio.

Lo cierto es que es un fenómeno muy frecuente cuyo tratamiento requiere la administración de antibióticos, aunque también se puede optar por la vía quirúrgica. Vamos a ahondar un poco más en ello.

Tipos de pericoronaritis

En este sentido, según se desprende este artículo médico, es posible hablar de la existencia de tres formas clínicas de esta patología:

  • Pericoronaritis aguda congestiva o serosa
  • Pericoronaritis aguda supurada
  • Pericoronaritis crónica

¿Por qué surge esta infección?

Esta infección, de origen microbiano que afecta especialmente a los terceros molares, tiene su desarrollo determinado por el tejido blando que recubre parcialmente la corona del molar, además de depender del sistema inmunológico del paciente.

¿Qué síntomas tiene?

Al respecto, según podemos leer en este artículo de la Revista Cubana de Estomatología, la persona afectada por este problema de pericoronaritis, puede desarrollar los siguientes síntomas:

  • Dolores al masticar, que pueden extenderse a la faringe o la rama ascendente de la mandíbula.
  • La palpación es dolorosa.
  • Puede sangrar la zona afectada.
  • Ganglios inflamados.
  • Mal aliento o halitosis.
  • Amigdalitis.
  • Absceso que se presenta cuando la infección se encuentra avanzada.
  • Mal sabor de boca debido al pus.

¿Cómo se trata?

Para el tratamiento de las pericoronaritis se puede recurrir a dos procedimientos: uso de medicamentos e intervención quirúrgica. Vamos a ver en qué se concretan ambos:

  • Medicamentos: Se emplean antimicrobianos, además de analgésicos, antisépticos y antiinflamatorios. También se recomienda el lavado abundante con una solución salina.
  • Quirúrgico: Incisión y drenaje, eliminación del saco u opérculo (lo que se conoce técnicamente como operculectomia).

También es posible que sea necesaria la extirpación de la muela del juicio. De hecho, esta es la razón por la cual se practican tantas extracciones de esta clase de molares. En cualquier caso, se recomienda mantener una correcta higiene diaria con enjuagues que posean clorhexidina.

Tras recibir el adecuado tratamiento el pronóstico para estos pacientes es favorable, se recuperan de la infección y pueden retornar a su vida sin mayor contratiempo.

¿Es posible tratar la pericoronaritis con remedios caseros?

En ocasiones es factible acabar con este problema en casa, pero siempre que se trate de un caso leve. De esta manera, una higiene bucal meticulosa, un cepillado cuidadoso y suave de la zona puede eliminar la placa o los restos de alimentos que hayan podido quedar atrapados. También los lavados de agua con sal puede ayudar a calmar la zona.

Pero te recomendamos que acudas a cualquiera de nuestras clínicas dentales si estás en pleno proceso de erupción de las muelas del juicio y notas molestias como las descritas anteriormente. Estamos seguros de que podremos responder a todas tus preguntas y, por supuesto, ofrecerte la solución que necesitas.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos de especialización en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.