Filipa Nunes Filipa Nunes
5 min de lectura
Revisado por la Dirección Médica
Filipa Nunes Filipa Nunes
5 min de lectura
Revisado por la Dirección Médica

¿Estás sufriendo dolor por bruxismo en alguna parte de la cabeza o las cervicales? El hábito de rechinar los dientes de manera inconsciente puede ocasionar tensiones y molestias en otras zonas cercanas a la cavidad oral.

Puntos claves

  • El dolor por bruxismo es frecuente en muchas personas que tienen la costumbre de apretar la mandíbula, sobre todo como consecuencia del estrés.
  • Este dolor puede afectar a la cabeza, los oídos, la articulación temporomandibular, la musculatura temporal, mandibular y de la zona de las cervicales.
  • Para reducir los síntomas de este trastorno es necesario usar una férula de descarga durante la noche, así como abordar la parte física y psicológica con otros profesionales de la salud.

¿Qué tipo de dolores puede provocar el bruxismo?

El bruxismo es el hábito de apretar la mandíbula de manera repetitiva e involuntaria. Aunque es más frecuente durante el sueño, algunas personas también lo sufren durante el día (bruxismo diurno).

Este trastorno ocasiona una tensión continuada en diferentes partes del cuerpo. En primer lugar, en la propia mandíbula y la articulación temporomandibular o ATM (a cada lado de la cabeza). Sin embargo, también puede repercutir en el oído, en toda la cabeza y en zona de las cervicales.

Dolor de cabeza por bruxismo

El dolor de cabeza que se produce por sobrecarga muscular se conoce como cefalea tensional. Según la Asociación Española de Migraña y Cefalea, este tipo de trastorno afecta a un 70% de la población, por lo que es un problema muy común.

Entre los posibles orígenes, una de ellas es la costumbre de rechinar los dientes. Por lo tanto, si sufres este tipo de dolor con frecuencia o incluso de manera crónica y no has detectado otra causa, deberías valorar esta opción.

Un síntoma que puede tener correlación entre el bruxismo y el dolor de cabeza es la cefalea matutina.

Dolores de cervicales por bruxismo

La musculatura del cuello y la que interviene en el proceso de masticación están interconectadas. Esto se debe a que hay una relación anatómica del nervio trigémino (que abarca gran parte del cráneo e incluye la ATM) con las vértebras cervicales C2 y C3. Por ello, existe también un vínculo entre el bruxismo y las cervicales.

De este modo, la cervicalgia o dolor de cervicales puede ser consecuencia del hábito de presionar la mandíbula con frecuencia. A menudo el bruxismo y el dolor de cuello surgen por una situación de estrés.

Dolor de oídos por bruxismo

La presión de la mandíbula y los músculos temporales o de masticación puede producir un dolor que irradie hasta al oído, debido a su proximidad.

Por lo tanto, el bruxismo debería ser un factor a tener en cuenta en casos de otalgia (dolor de oído) que no tienen otra explicación. En especial, cuando los exámenes otológicos no muestran ningún problema y el dolor persiste.

Dolor en los músculos temporales y mandibulares

La zona más afectada de manera directa por este trastorno es la musculatura que rodea la mandíbula. Estos tejidos se sitúan en los laterales de la cabeza y el paciente puede sentir molestias y dolor al masticar o al hablar.

Dolores en la articulación temporomandibular (ATM)

Las personas que rechinan los dientes de manera continuada suelen sufrir inflamación, dolor y disfunción de la ATM.

¿Cómo saber si tengo bruxismo? ¿Cómo se diagnostica?

¿Te despiertas con alguno de estos dolores mencionados? En general, solo es necesario el examen de tu dentista para diagnosticar el bruxismo. El profesional podrá confirmarlo por sus síntomas más evidentes, como desgaste del esmalte, alteraciones en la ATM y el propio dolor del paciente.

El dolor por bruxismo puede afectar a la articulación temporomandibular, la musculatura que la rodea, el oído, la zona cervicales o toda la cabeza.

¿Cómo saber si es el bruxismo es la causa de los dolores que tengo?

Cuando se busca una evaluación más detallada del bruxismo nocturno se puede realizar una polisomnografía o estudio del sueño. Esta prueba se lleva a cabo en centros especializados y permite monitorizar los diferentes parámetros físicos del paciente durante el descanso.

Según la localización y el tipo de dolores, en algunos casos será necesario contar con el seguimiento de otros profesionales de la salud.

¿Cómo se trata el bruxismo?

Este trastorno se suele abordar de manera multidisciplinar. Es decir, se aborda el problema odontológico a la vez que se busca aliviar el dolor y trabajar la musculatura afectada.

Férulas de descarga

Las férulas de descarga son unos dispositivos que se colocan en la boca durante la noche para evitar el desgaste dental y reducir la presión sobre la mandíbula. Este tratamiento deberá complementarse con otras técnicas que ayuden a detener el hábito de apretar los dientes.

Hacer deporte

Practicar alguna actividad física con regularidad ayuda a cuidar la salud mental, a controlar el estrés y a mantener un buen tono muscular. Estos motivos son suficientes para mejorar tanto la perspectiva psicológica como la física de este problema.

Fisioterapia

Cuando los dolores que derivan del bruxismo son constantes es conveniente acudir a un fisioterapeuta. Este profesional se encargará de relajar la musculatura, reducir la tensión y recomendar ejercicios al paciente.

¿A qué profesionales debería consultar si tengo dolores por bruxismo?

En el tratamiento pueden participar diferentes especialistas según el caso:

  • Odontólogos.
  • Fisioterapeutas, osteópatas o quiroprácticos.
  • Psicólogos o psiquiatras.
¿Tienes dolores de cabeza y cervicales por bruxismo? Pide cita aquí

Factores de riesgo de los dolores por bruxismo

La costumbre de apretar la mandíbula se relaciona con diferentes factores de riesgo.

El estrés

El origen nervioso de este trastorno es uno de los factores principales a la hora de enfocar el tratamiento.

El sedentarismo

Pasar muchas horas sentado, adquirir malas posturas y pasar muchas horas frente a una pantalla puede aumentar el riesgo de sufrir esta afección.

Malos hábitos

Algunos hábitos como el tabaco, el alcohol y las bebidas o sustancias estimulantes pueden incrementar la posibilidad de rechinar los dientes.

¿Qué ejercicios puedo hacer para relajar la mandíbula?

Algunos ejercicios sencillos pueden ayudar a relajar la mandíbula antes de acostarte:

  • Hacer muecas como bostezar de manera exagerada, hinchar los mofletes y realizar movimientos con la boca y la lengua.
  • Abrir y cerrar la boca con lentitud, realizando un masaje con las yemas de los dedos en la ATM.
  • Masajear la musculatura de la mandíbula.
  • Mover la cabeza con suavidad en todas las direcciones en caso de dolor de cuello.

¿Qué complicaciones puede tener el bruxismo si no se trata?

Además de sufrir dolores crónicos, si no se trata el bruxismo podrías padecer daños en tu salud oral: desgaste, fracturas, hipersensibilidad, movilidad dental, etc.

Si padeces dolor por bruxismo en cualquier parte de la cabeza o en la zona de las cervicales, es recomendable que acudas a tu dentista. Visita tu clínica Vitaldent más cercana para evaluar tu salud bucodental y conocer el tratamiento y los consejos más adecuados para tu caso.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Filipa Nunes
Filipa Nunes
Filipa Nunes es coordinadora médica del área de Ortodoncia del Grupo Vitaldent. Se licenció en Medicina Dental por el Instituto Superior de Ciencias de la Salud en Lisboa (Portugal) y estudió un posgrado internacional en Odontología Integral en la Universidad de Nueva York (Estados Unidos). Además, cuenta con experiencia profesional como ortodoncista tanto en España como en Portugal.