Estela Arias Estela Arias
3 min de lectura
Estela Arias Estela Arias
3 min de lectura
Férula para bruxismo

¿Qué es el bruxismo y cómo tratarlo

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo es un hábito involuntario, se manifiesta con la acción de apretar o rechinar los dientes, generando muchas veces un ruido muy típico y característico. Cuando hablamos de bruxismo estamos hablando de una parafunción al no tener propósitos funcionales. Se puede verificar durante el día o bien durante la noche, así como con distintos grados de intensidad y persistencia en el tiempo. Sin embargo, gracias a una férula para bruxismo, se puede tratar.

¿Cuál es la causa del bruxismo?

No se conoce la causa real del bruxismo. Existen varias teorías que explican cuál podría ser su origen:

  • Teoría oclusal: Según esta teoría, el bruxismo se asocia a desarmonías estructurales que condicionan actividades parafuncionales que se corregirán al normalizar la oclusión.
  • Teoría psicológica: Sostiene que hay alteraciones psicológicas como la ansiedad o la depresión que pueden, además de las anomalías oclusales, causar este hábito.
  • Teoría neurológica: Ve la causa en una hipersensibilidad de los receptores dopaminérgicos del sistema nervioso central.

Factores de riesgo del bruxismo

  • Factores predisponentes de tipo oclusal: prematuridades e interferencias (contactos anómalos entre dientes de arcadas opuestas).
  • Factores desencadenantes: estrés, tipo de dentadura, posición durante el sueño…

La combinación de factores predisponentes y desencadenantes son los responsables de inducir al hábito de apretar y rechinar los dientes. De ahí que se pueda usar una férula para bruxismo a la hora de evitar dicho hábito.

Signos y síntomas del bruxismo

A nivel clínico, se relaciona con niveles de desgaste en el esmalte del diente. Los dientes se ven desgastados, e incluso fracturados. A nivel sintomático, el dolor muscular es el síntoma más frecuente en aquellas personas que padecen bruxismo.

¿Cómo hacer para evitar el bruxismo?

El bruxismo es un hábito parafuncional de apretamiento excesivo de los dientes pudiendo ser de origen nocturno o diurno. Cuando padeces bruxismo siempre debes de acudir al dentista para su revisión y sobretodo para identificar la causa primaria que lo produce. La gente piensa que se debe al estrés y aunque es cierto, en la mayoría de los casos también se debe a una mala mordida que genera mecanismos de adaptación de la mordida que son nocivos para los dientes y para la articulación temporo mandibular.

Tratamiento del bruxismo: ejercicios musculares y férula de descarga

Los objetivos del tratamiento del bruxismo son reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el rechinamiento de los dientes. Lo primero es contar con una boca completamente sana, libre de caries y sin ningún tipo de infección y con las encías sanas. Dependiendo de cada caso, el tratamiento a seguir puede basarse en uno u otro procedimiento:

  • Tallado selectivo o ajuste oclusal
  • Férula de bruxismo que permita la descarga
  • Tratamiento de fisioterapia
  • Tratamiento farmacológico en fases agudas

Ejercicios musculares de descarga

Existen una serie de ejercicios musculares que permiten mejorar los casos de bruxismo más agudos:

  • Ejercicio 1: Con un lápiz de un diámetro menor a un centímetro, se coloca en los incisivos inferiores y se mueve la mandíbula de un lado a otro.
  • Ejercicio 2: Posicionar el pulgar bajo el centro del mentón. A continuación, se abre la boca despacio y, bajando el maxilar inferior, se ejerce con el pulgar una ligera presión constante en el centro del mentón. Mantener la posición unos cinco segundos y, después, ir cerrando despacio y repetir el ejercicio unas seis veces.
  • Ejercicio 3: Abrir la boca y posicionar el pulgar bajo el mentón y el índice en el maxilar inferior, justo debajo del labio inferior. Cerrar la boca despacio, haciendo fuerza, y en sentido opuesto a los dedos. Repetir el ejercicio unas seis veces aproximadamente.
  • Ejercicio 4: Abrir y cerrar la boca despacio manteniendo la lengua sobre el paladar. Repetir este ejercicio más de seis veces.

Usar una férula de descarga

La férula de descarga es una placa que se coloca en los pacientes apretadores y/o bruxistas para intentar relajar la musculatura masticatoria. Es muy importante utilizar la férula todas las noches y de manera continuada peros sobretodo revisar el correcto funcionamiento de la misma mínimo 1 vez al año.

Férulas para bruxismo

Se usan especialmente en los casos de bruxismo nocturno. Se construyen con materiales acrílicos, generalmente son superiores, y deben conseguir cubrir toda la superficie oclusal y los bordes incisales de incisivos y caninos. El grosor de la férula para bruxismo ha de ser de unos 2 milímetros, y su superficie plana.

¿Cómo limpiar una férula de descarga?

Con jabón neutro todos los días. Nada de lejía ni productos que puedan afectar a su composición.

¿Qué pastillas para limpiar férulas elegir?

Existen varios tipos de pastillas, pero lo normal es utilizar las mismas que se usan para las dentaduras postizas ya que son específicas para este tipo de material.

¿Cuál es el objetivo de usar una férula para bruxismo?

El objetivo es evitar el desgaste dentario y descontracturar la musculatura. Muchos pacientes con bruxismo refieren un alivio muy efectivo utilizando la férula y, una vez acostumbrados a su utilización, la definen imprescindible para dormir bien y despertarse sin dolores musculares.

Estela Arias
Estela Arias
La Dra. Arias es nuestra Coordinadora de la Especialidad de Ortodoncia en Vitaldent desde el año 2013 a la fecha. Es responsable del Centro Referencial de Ortodoncia el cual está dedicado a la revisión diagnostica de los más de 20.000 tratamientos de ortodoncia que se inician cada año en Vitaldent. Master en Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial en el año 1996, se dedicada en exclusiva a lograr junto a su consolidado equipo de más de 300 ortodoncista el reto diario de realizar una Ortodoncia Excelente, de vanguardia, con calidad tanto humana y como profesional.