María Latorre María Latorre
8 min de lectura
María Latorre María Latorre
8 min de lectura

La férula de descarga es un dispositivo utilizado en el control y el manejo del bruxismo, un hábito parafuncional involuntario que consiste en apretar y/o rechinar los dientes. Por lo general, el bruxismo tiene su origen en el estrés y la ansiedad, los cuales generan un apretamiento de la musculatura masticatoria que finalmente recae en una sobrecarga sobre la dentadura.

A día de hoy, la férula de descarga es el principal tratamiento indicado para el control de los efectos intraorales del bruxismo. Por ello, es imprescindible que sea usada para evitar las consecuencias negativas que ocasiona el bruxismo en la boca: desgastes en el esmalte, fracturas dentales, dolor en las articulaciones de la cara, etc.

¿Qué es una férula de descarga?

La férula de descarga es un aparato rígido y transparente fabricado con resina y a medida de cada persona. Tiene un grosor aproximado de entre dos y tres milímetros y se coloca en la boca, encajada en una de las dos arcadas (superior o inferior).

De esta manera, la férula de descarga ejerce de barrera física y evita que los dientes de arriba contacten directamente con los de abajo. Además, por su confección, favorece que, al cierre, la arcada inferior se posicione sobre ella en la disposición más adecuada para evitar un cierre lesivo.

¿Para qué sirve una férula de descarga?

La férula de descarga es el principal mecanismo de control intraoral para el bruxismo, un hábito involuntario que consiste en apretar y/o rechinar los dientes. Aunque normalmente se manifiesta por las noches, durante las horas de sueño, también existe el bruxismo diurno.

La férula de descarga sirve para evitar que las personas bruxistas aprieten o rechinen sus dientes, así como para controlar los efectos indeseables en los dientes de estas parafunciones. De esta manera, la persona no descargará tanta tensión sobre su dentadura, lo que permitirá que tanto la musculatura de la mandíbula como la articulación temporomandibular (ATM) se relajen.

El uso de la férula de descarga servirá, por tanto, para evitar las consecuencias negativas provocadas por el bruxismo: desgastes y roturas en los dientes, dolores (en cabeza, cuello o mandíbula), etc.

Dicho esto, se debe matizar que la férula de descarga no elimina el hábito en sí mismo. Es decir, si la persona deja de usar el aparato, volverá a apretar y rechinar sus dientes. Por tanto, su uso diario y continuado evita los efectos indeseables de ese apretamiento y rechinamiento, así como que los daños avancen.

¿Cómo sé si debo usar una férula de descarga?

La férula de descarga debe ser usada por personas bruxistas. Es decir, por quienes experimentan síntomas como los siguientes:

  • Dientes desgastados. Normalmente, da la sensación de que los dientes están limados y que son más cortos o pequeños de lo habitual. Además, el esmalte puede presentar pequeñas grietas o fisuras.
  • Dolor de mandíbula.
  • Dolores o molestias al abrir la boca, bostezar o morder.
  • Chasquidos al masticar o al abrir la boca.
  • Dolor que va desde la boca al oído.
  • Dolor de cabeza o cuello. Es habitual que los pacientes bruxistas se despierten por las mañanas con dolor de cabeza.
  • Movilidad en la mandíbula.
  • Bloqueo de mandíbula.

Si experimentas este tipo de signos y aún no llevas una férula de descarga, te recomendamos acudir a una de nuestras clínicas dentales para que un odontólogo pueda determinar si la necesitas.

Normalmente, la férula de descarga se debe utilizar todas las noches, a la hora de dormir.

Beneficios de la férula de descarga

Los principales beneficios de usar una férula de descarga son los siguientes:

  • Prevenir los desgastes y las fracturas dentales: el apretamiento y rechinamiento constante de los dientes provoca un desgaste progresivo del esmalte. A medida que este se debilita, se vuelve más propenso a las fracturas.
  • Reducir los dolores continuados: el bruxismo produce una contractura constante en la musculatura masticatoria. El uso de la férula de descarga permite relajar la mandíbula y reducir los dolores de boca, cabeza, cuello u oídos.
  • Proteger la ATM: muy ligado a lo anterior, otro de los beneficios de la férula de descarga es que protege la articulación temporomandibular, lo que permite que siga desarrollando sus funciones con normalidad y sin dolor. Por ejemplo, la apertura y el cierre total de la boca.
  • Mejorar el descanso nocturno: por lo general, el bruxismo nocturno suele provocar una mala calidad del descanso, entre otras cosas, porque tiende a producir interrupciones en el sueño.
  • Preservar ciertos tratamientos dentales: los pacientes bruxistas presentan un mayor riesgo de fracturar o acortar la vida útil de determinados tratamientos (coronas, carillas…). Por tanto, la férula de descarga ayuda a que duren más tiempo.

¿Cuánto tiempo hay que llevar la férula de descarga?

Normalmente, la férula de descarga se debe utilizar todas las noches, para dormir. Esto se debe a que la noche es el momento del día en el que el paciente es menos consciente de que aprieta y/o rechina los dientes. Dado que el sueño se prolonga durante varias horas seguidas, los daños ocasionados por el bruxismo pueden llegar a ser muy severos.

Además, hay que tener en cuenta que, aunque la férula sea cómoda una vez que el paciente se acostumbra a ella, lo cierto es que al principio puede causar mayor salivación o interferencias en el habla. Por ello, lo más sencillo es llevarla durante el sueño.

En cualquier caso, será el dentista quien determine, en función de cada caso, cuánto tiempo hay que llevar la férula de descarga.

Cuidados de la férula de descarga

En general, la férula de descarga tiene un mantenimiento muy sencillo. A continuación, te vamos a ofrecer una serie de consejos para que te dure el mayor tiempo posible:

  • Coloca la férula con suavidad: hay que asegurarse de que el aparato ha encajado bien antes de morder. De lo contrario, puede romperse.
  • Retira la férula con cuidado: al igual que en el caso anterior, hay que quitarse el aparato con suavidad, tirando simultáneamente de ambos lados.
  • Mantén una buena higiene: es necesario cepillarse los dientes después de cada comida y lavar la férula tras su uso.
  • Acude al dentista entre una y dos veces al año: lleva tu férula a estas citas para que el odontólogo pueda revisarla y realizar los ajustes
  • No expongas el aparato a altas temperaturas, como el agua muy caliente o la exposición directa al sol. Las altas temperaturas pueden deformar la férula.

¿Cómo se limpia una férula de descarga?

La limpieza que exige una férula de descarga también es muy sencilla. Los principales consejos para limpiarla son los siguientes:

  • Lava la férula cada vez que te la quites: colócala en la boca cuando esté limpia y cuando te hayas cepillado los dientes.
  • Utiliza agua y jabón neutro: aunque tengas la tentación, no utilices pasta de dientes, ya que sus componentes son muy abrasivos para el aparato y pueden desgastarlo.
  • Sumerge la férula en un vaso con agua y una pastilla para limpiar prótesis dentales: a las dos horas, aproximadamente, saca el aparato, sécalo con cuidado e introdúcelo en su estuche. Para mantener limpia la férula de descarga puedes llevar a cabo este proceso entre una y dos veces a la semana.

¿Qué precio tiene una férula de descarga?

El precio de una férula de descarga varía en función de distintos factores (caso individual de cada paciente, tipo de aparato, revisiones que se incluyan…). En particular, en España, el precio de una férula de descarga suele partir desde los 230 euros, aproximadamente.

No obstante, dado que cada paciente tiene unas necesidades concretas, para conocer el precio exacto de una férula de descarga es necesario acudir a cualquiera de las clínicas Vitaldent y ser valorado por un dentista.

¿Puedo comprar la férula de descarga en una farmacia o por Internet?

Las férulas de descarga no deben ser compradas ni en farmacias ni a través de Internet. Una férula de descarga es un dispositivo médico que sirve para tratar un problema dental que, en ocasiones, tiene consecuencias irreversibles. Por ejemplo, los desgastes y las fracturas en los dientes.

Para que hagan el efecto deseado, estos aparatos deben ser fabricados a medida, teniendo en cuenta la mordida del paciente y las dimensiones de su boca, así como cualquier otra condición que pueda interferir con el bruxismo.

Las férulas que se venden en farmacias o a través de Internet se caracterizan por ser dispositivos estándar, que no han sido concebidos específicamente para cada paciente. El problema de esa circunstancia es que si la férula no se ajusta completamente a los dientes, no hará efecto. Por tanto, tampoco se frenarán las consecuencias negativas que acarrea el bruxismo (desgastes, dolores…).

¿Necesitas una férula de descarga? Pide tu valoración gratuita

Preguntas frecuentes sobre la férula de descarga

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto la férula de descarga?

El tiempo que tarda una férula de descarga en hacer efecto varía en función de la severidad del bruxismo y del tipo de problemas asociados.

En el caso de los desgastes, la férula de descarga protege los dientes desde la primera noche de uso. En el caso de los dolores, la reducción de los mismos suele notarse en los primeros días o semanas de uso. Sin embargo, cuando estamos ante dolores crónicos y muy prolongados, la férula puede tardar algo más de tiempo en hacer efecto y el tratamiento debe ir acompañado de fisioterapia.

¿Cómo se hace una férula de descarga?

La fabricación de una férula de descarga es un proceso que implica varios pasos y que debe estar a cargo de un odontólogo:

  • Estudio inicial: antes de hacer la férula, el dentista realizará un estudio completo de la boca, lo que incluye una exploración bucodental y la toma de una serie de fotografías y radiografías. Tras este análisis, determinará si la férula de descarga es adecuada para el paciente.
  • Toma de impresiones: el odontólogo toma impresiones (medidas) de los dientes del paciente, lo que servirá para fabricar la férula de manera personalizada. La toma de impresiones puede hacerse con los clásicos moldes de alginato o con un escáner intraoral.
  • Fabricación de la férula: una vez tomadas las impresiones, estas se envían al laboratorio dental para que confeccione la férula a medida.
  • Prueba y ajuste: una vez que la férula ha sido fabricada, el paciente vuelve a la clínica dental. Allí, el odontólogo le prueba la férula, verifica que encaja correctamente y realiza los ajustes necesarios.
  • Instrucciones para el paciente: el dentista proporciona al paciente las instrucciones necesarias sobre cómo usar y cuidar la férula (cuánto tiempo debe llevarla, cómo limpiarla, cuándo acudir a revisión…).

¿Cuánto tiempo dura una férula de descarga?

En general, podemos decir que la duración estimada de una férula de descarga es de dos o tres años, siempre y cuando el paciente respete las instrucciones de uso proporcionadas por el dentista. Sin embargo, este plazo puede reducirse considerablemente si el aparato no se cuida adecuadamente (falta de higiene, exposición a altas temperaturas, ausencia de revisiones…).

Una vez más, se debe resaltar que, cuando se lleva una férula de descarga es necesario acudir a revisiones periódicas con el dentista para que valore el estado de la férula y haga los ajustes necesarios. Hay que tener en cuenta que la férula de descarga es un aparato que se debe utilizar cada día y que está sometida a un roce constante, por lo que se va desajustando con el tiempo.

¿La férula de descarga tiene efectos secundarios?

Las férulas de descarga fabricadas a medida del paciente no tienen por qué provocar efectos secundarios, ya que se ajustan correctamente a la boca.

Lo que sí pueden aparecer son pequeñas molestias o incomodidades iniciales, que tienden a desaparecer a medida que la persona se acostumbra a la férula. Por ejemplo, cierta extrañeza al llevar el aparato o un exceso de salivación. Sin embargo, como hemos mencionado, estas molestias se caracterizan por ser leves y desaparecer tras los primeros días de uso.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
María Latorre
María Latorre
Coordinadora Médica Odontología Integrada, Endodoncia y Periodoncia
María Latorre es coordinadora médica del área de Periodoncia y Endodoncia del Grupo Vitaldent. Es licenciada en Odontología por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y cuenta con el máster en Odontología Integrada de la misma institución. Además, completó sus estudios superiores con el máster en Cirugía Oral, Implantología y Periodoncia de la Universidad de Málaga. Fruto de su interés por mantenerse actualizada, también cuenta con posgrados y cursos de prótesis y distintas técnicas quirúrgicas.