El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

¿Qué son los dientes provisionales y qué tipos existen?

dientes provisionales

Los dientes provisionales son un tipo de prótesis dental, que se utiliza en periodos de tiempo variables y en diversos tratamientos odontológicos, como puede ser una endodoncia, un simple tratamiento de estética o la colocación de unos implantes.

Además, los dientes provisionales proporcionan superficies masticatorias, protegen los tejidos duros y blandos y tienen unas muy buenas cualidades estéticas que facilitan la vida diaria de quienes los llevan, puesto que proporcionan protección, estabilidad de la posición dentaria y también ayudan a dar una idea al paciente de cuál va a ser el resultado final del tratamiento realizado.

New Call-to-action

 

Requisitos de los dientes provisionales

Los dientes provisionales deben reunir una serie de requisitos que son los siguientes:

  • No deben generar problemas en la forma de hablar.
  • Deben conservar la salud de las encías.
  • Tienen que tener una correcta oclusión, excepto en el caso de los implantes, que no deben aportar fuerzas o cargas durante la osteointegración del mismo.
  • La estética tiene que ser aceptable.
  • Deben de proteger las piezas dentales contra agresiones externas que puedan sufrir.
  • Los materiales de confección deben ser biocompatibles con encía y tejidos orales.

Tipos de dientes provisionales para implantes

Cuando ya se da por acabada la fase quirúrgica para la colocación de implantes, es posible que en ciertos pacientes y situaciones, podamos evitar la colocación de una corona o diente provisional, aunque desgraciadamente, son muy escasos, ya que los beneficios que aporta la utilización de éste tipo de prótesis hacen que sea mucho más predecible la adaptación y posterior respuesta de encías y papilas interdentales.

Los únicos casos en que se recomienda no utilizar éste tipo de tratamiento son los relativos a piezas o dientes posteriores, que no impliquen una excesiva afectación estética y siempre asumiendo la posibilidad de una pérdida de la papila interdental (zona triangular de la encía que rodea el diente).

La corona o diente provisional será utilizada por el paciente durante un periodo de cicatrización tras la intervención quirúrgica para la colocación de implante o implantes debido a que éstos necesitan un periodo aproximado de unos dos meses, en la mayoría de las ocasiones, para la integración del propio implante en el hueso que posteriormente lo fijará y también la confección por parte del protésico dental de la corona diente definitivo en el laboratorio.

Cuándo se coloca un diente provisional en una cirugía de implantes

La corona o diente provisional se puede cementar en boca el mismo de día en que se realice la intervención quirúrgica de los implantes. Tal y como se ha comentado anteriormente, el uso de diente o corona provisional nos permite conseguir resultados óptimos y más naturales, puesto que así garantizamos una correcta arquitectura gingival, un aspecto contorneado que aporta protección y una barrera antimicrobiana, dando un aspecto mucho más saludable a la restauración.

Es importante saber que al ser portador de coronas provisionales los cuidados e higiene de las mismas por parte de los pacientes debe ser óptimo, puesto que hay muchos rincones o recovecos en los que puede darse la acumulación de placa bacteriana ya que una corona provisional no es igual que una definitiva, ya que suelen estar confeccionados con materiales de resina o composite, mucho menos resistentes a daños abrasivos o fuerzas masticatorias que las coronas definitivas.

Cuidados que debo tener con mi corona o diente provisional

Algunas de las precauciones que debemos tener con una corona o diente provisional son las siguientes:

  • Debemos evitar una masticación demasiado agresiva en la zona en la que pueda estar colocado el diente provisional.
  • Los chicles, caramelos o alimentos demasiado pegajosos o duros son también grandes enemigos de éste tipo de tratamientos.
  • Es importante ser consciente de que la colocación de éste tipo de prótesis debe tener una estancia limitada en boca y que, bajo ningún concepto, debe confundirse con una restauración definitiva.
  • Deben darse unos correctos cuidados orales, incluyendo en ellos el uso de la seda dental, cepillos interproximales o unidades de irrigación por agua.
  • En el caso de que se descementase o cayese la pieza provisional de boca, es imprescindible acudir a su odontólogo lo antes posible, ya que en el caso de ciertos tratamientos, se puede proceder a la infección de los muñones o pilares que sostengan estas piezas.
  • Al estar fijados usualmente con cementos temporales o atornillados al implante, la fragilidad de éstas piezas es muy alta, por lo que debemos tenerlo en cuenta y ser consecuentes con las fuerzas o cargas que pretendemos aportar.

Conclusiones

Los dientes provisionales son un auxilio muy útil en la fase de preparaciòn protésica. gracias a los provisionales podemos asegurar al paciente que pueda comer sin problemas y que quede protegida la zona tratada donde se colocará el diente definitivo. Hay casos en los cuales se puede colocar el diente definitivo sin que haga falta el provisional y otros en los cuales los dientes provisionales son parte fundamental del tratamiento para aportar los beneficios precedentemente mencionados en el artículo.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.