Dr. Rafael Alvarado Dr. Rafael Alvarado
4 min de lectura
Revisado por la Comisión Médica
Dr. Rafael Alvarado Dr. Rafael Alvarado
4 min de lectura
Revisado por la Comisión Médica

Si has sufrido una pérdida de masa ósea maxilar es posible que necesites un tratamiento para estimular la formación de nuevo tejido. En este artículo te detallamos en qué consiste este proceso, quiénes son los pacientes con mayor pérdida ósea y cómo se realiza el procedimiento.

Puntos claves

  • El dentista puede recomendar un tratamiento para regenerar el hueso antes de poner los implantes.
  • Hay diferentes factores que pueden causar una pérdida de hueso dental, como por ejemplo las enfermedades periodontales, y otros factores de riesgo, como el tabaco o la osteoporosis.
  • Para estimular la formación de nuevo hueso se utilizan injertos de diferentes materiales.

¿Qué es la regeneración ósea dental?

La regeneración ósea dental es un conjunto de técnicas enfocadas a dotar al hueso maxilar o a la mandíbula de las condiciones adecuadas para dar soporte a un implante. Para que este componente se integre de manera correcta, el hueso en el que se fija debe tener un mínimo de anchura, altura y densidad.  En caso de no cumplirse estos requisitos, el odontólogo podría proponer un tratamiento de regeneración ósea dental.

El dentista deberá examinar y evaluar el estado del hueso y elegir el material adecuado para estimular la formación de masa ósea.

¿Cuándo se necesita regenerar el hueso dental?

Los tratamientos para regenerar el hueso dental son necesarios en los siguientes casos:

  • Antes de colocar implantes dentales: siempre y cuando el profesional determine que el hueso es insuficiente.
  • Pérdida de hueso por ausencia de dientes: cuando esta situación se prolonga en el tiempo, se produce una reabsorción o attrofia ósea.
  • Periodontitis avanzada: las patologías que afectan a las estructuras que rodean y soportan el diente, en su fase más grave, dañan al hueso. En una etapa inicial se trata de una gingivitis, pero si no se frena el deterioro puede derivar en una periodontitis.
  • Traumatismos: cuando un golpe o accidente causa un daño en el hueso maxilar. También traumatismos derivados de una mala alineación y contacto de los dientes entre sí, que puede producir sobrecarga.
  • Infecciones dentales : Las infecciones producidas en las piezas dentales, sobre todo aquellas que se localizan alrededor de los extremos de las ráices, pueden destruir el hueso que rodea el diente.

Algunos pacientes necesitan un tratamiento para regenerar el hueso dental previo a la colocación de los implantes.

¿Cómo se diagnostica la pérdida de hueso dental?

Para que el profesional pueda decidir el tratamiento adecuado es necesario realizar algunas pruebas de diagnóstico. Las más frecuentes para valorar la pérdida de densidad ósea del hueso alveolar se hacen por medio de escáneres de imágenes 3D o radiografías, según el caso.

¿Qué materiales se usan para regenerar el hueso dental?

Para realizar este procedimiento se utilizan diferentes tipos de injertos óseos.

Autoinjertos o autólogos

Estos injertos utilizan el hueso del propio paciente en otras zonas de la boca o de su cuerpo. Presenta muy buenas características para estimular la formación de nuevo tejido, en cantidad y calidad.

Xenoinjertos o heteroinjertos

Se trata de un sustituto procedente de especies distintas al receptor. Se obtienen de la matriz ósea de animales o de minerales. Presenta una buena biocompatibilidad y capacidad de osteoconducción (para que las células del hueso se adhieran y proliferen). Su utilización está muy extendida ya que disminuyen la morbilidad para el paciente al no requerir otra zona donante del paciente.

Aloinjertos u homoinjertos

Provienen de tejido óseo de individuos de la misma especie. Es un biomaterial que consigue excelentes resultados, con una regeneración rápida. Se obtienen de bancos de tejidos especializados en preservación, transformación y distribución de tejidos óseos. Están sometidos a una normativa de seguridad muy estricta, siendo su uso, muy limitado a algunas indicaciones concretas.

Injertos aloplásticos

Sustancias sintéticas que se usan como sustitutos óseos: fosfato tricálcico (FTC), sulfato de calcio, cerámico vítreo bioactivo o polímeros.

¿Cómo es el procedimiento de la regeneración ósea dental?

En general, el cirujano utiliza anestesia local durante la intervención. En primer lugar, procede a hacer una incisión en la encía para acceder al hueso afectado.

A continuación, introduce el injerto óseo más indicado para tu caso. En algunas ocasiones se recubre con una membrana para que no se pierda el material, y se fija para evitar que se mueva. Por último, se sutura la encía.

¿Necesitas un tratamiento de regeneración ósea? Pide tu cita aquí

Cuidados posoperatorios de la regeneración ósea dental

Cada paciente es diferente y es fundamental seguir las indicaciones del profesional. Las orientaciones generales son las siguientes:

  • No enjuagarse la boca durante las horas posteriores para facilitar que se forme el coágulo.
  • Es preferible seguir una dieta blanda y fría en este periodo posoperatorio.
  • Evitar presionar el área o tocar el labio o la mejilla para observarla.
  • No fumar para que no interfiera en el proceso de cicatrización y regeneración.
  • Para reducir el riesgo de hinchazón o las molestias se puede aplicar frío en la zona intervenida y elevar la cabeza con la ayuda de unas almohadas al acostarte.

¿Qué beneficios aporta la regeneración ósea dental?

El principal beneficio de la regeneración del hueso alveolar es que te permite ponerte implantes dentales y mantener un adecuado volumen de tus tejidos. De este modo, podrás restaurar las piezas dentales perdidas.

Esto es fundamental para asegurar una buena función masticatoria y para recuperar una apariencia saludable y armónica de la boca.

¿Qué alternativas existen a la regeneración ósea?

En la actualidad se están investigando alternativas a estos tratamientos de regeneración del hueso. Los avances van encaminados a implantes más pequeños o que se puedan colocar en diferentes ángulos para aprovechar el hueso existente. En casos de atrofias óseas severas también existe la posibilidad de colocar mallas o placas de titanio confeccionadas a medida del paciente mediante tecnología cad/cam, aunque su uso se limita a casos muy concretos.

¿Todavía tienes dudas sobre el tratamiento que necesitas para regenerar el hueso dental? ¿Necesitas ponerte implantes y no sabes si el hueso alveolar te lo permitirá? Visita tu clínica Vitaldent más cercana para recibir un diagnóstico personalizado y conocer las opciones más adecuadas para ti.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Dr. Rafael Alvarado
Dr. Rafael Alvarado
Rafael Alvarado es coordinador médico del área de Cirugía e Implantología de Donte Group. Es licenciado en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid, y máster en Cirugía, Periodoncia y Rehabilitación en Implantología por la Universidad Católica San Antonio de Murcia. Está formado en nuevas tecnologías en cirugía oral, donde ha desarrollado técnicas destinadas a ofrecer tratamientos más predecibles y mejorar la calidad asistencial. Ha desempeñado labores de coordinación médica en multinacionales del sector dental, liderando grandes equipos médicos, asesorando y resolviendo casos complejos, desarrollando protocolos de actuación y formando a más de un millar de odontólogos.