El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

¿Qué es el injerto de hueso dental y cuándo se realiza?

injerto de hueso dental

Llamamos injerto de hueso dental a un técnica quirúrgica realizada en el gabinete dental para aumentar la cantidad de hueso necesaria, y que ha sido perdida, para conseguir así unas funciones correctas de soporte y estética.

New Call-to-action

 

¿Cuando se realiza un injerto óseo dental?

Normalmente, se realiza un injerto de hueso dental cuando es necesario para poder realizar una rehabilitación fija sobre implantes, ya sea unitario o de varias piezas en la boca.

Este injerto de hueso, nos va a garantizar un correcto soporte óseo para los implantes y su posterior rehabilitación en boca.

Los casos en los que se considera que se debe hacer un injerto óseo antes de una rehabilitación de implantes, son los siguientes:

  • Conseguir o mantener la altura ósea tras la extracción de una pieza, para poder así colocar un implante.
  • Rehabilitar un hueco óseo, ya sea en altura o anchura, para rehabilitar posteriormente con implantes.
  • Cuando se realizan técnicas de elevación de seno maxilar para poder colocar así implantes en las zonas posteriores, como son los molares.

¿Qué materiales se utilizan para un injerto de hueso dental?

El injerto de hueso, se puede realizar de diferentes maneras dependiendo siempre de las necesidades del paciente, pero ese es un tema mucho más extenso. Podemos decir, que los injertos de hueso pueden ser de varias maneras según la procedencia del hueso:

  • Hueso del propio paciente o de animal: se extrae parte de hueso de la cadera del propio paciente y se coloca mediante un injerto de hueso en bloque en la mandíbula. Esta técnica se realiza en casos extremos de grandes necesidades óseas.
  • Hueso particulado: existen materiales dentales que imitan muy bien al hueso. Algunos de ellos son:
    • Bio-Oss: se trata de unas partículas de hidroxiapatita que se colocan en el defecto óseo, actuando ellas de materia prima para la creación de más hueso en esa zona. Se debe esperar unos tres o cuatro meses para que se regenere por completo el hueso en esa zona, siempre con revisiones y radiografías durante el proceso para verificar que todo surja correctamente.
    • Emdogaim: se trata de un gel que contiene unas proteínas que incitan a la generación de hueso a partir de las células del propio paciente.

¿Cómo se regenera el hueso?

Como ya hemos nombrado, lo que nos interesa para realizar un buen soporte sobre implantes es tener la cantidad ósea necesaria para ello. En algunos casos, los pacientes presentan defectos óseos o cantidades de hueso insuficientes para la colocación y soporte de implantes. Por ello, existen técnicas que nos permiten regenerar el propio hueso y solucionar esos defectos óseos.

Podemos realizarlo mediante injertos de hueso en bloque, los cuales se anclan al hueso mediante placas y tornillos de titanio hasta conseguir una soldadura perfecta de los bloques óseos.

Y también podemos realizarlo mediante materiales que estimulen la generación ósea como los que hemos nombrado, Emdogaim y Bio-Oss. Estos materiales se colocan en el defecto óseo con la encía bien separada y dejando el espacio totalmente limpio previamente. Se puede colocar una membrana de colágeno para sellar el material en el defecto y evitar su desplazamiento. Estos materiales están formados por hidroxiapatita, la cual es la materia prima del hueso, y nos permite generar a partir de allí más hueso. Tras su colocación, como hemos comentado, debemos hacer revisiones periódicas para observar si la regeneración ósea está siendo la correcta.

Complicaciones

Este procedimiento conlleva de una cirugía compleja, en la cual existen diferentes factores determinantes que pueden hacer fallar el tratamiento.

Antes de toda la cirugía, el profesional odontólogo te explicará en qué consiste el proceso y cuales son las indicaciones que tienes que llevar a cabo y con ellas, las posibles complicaciones del tratamiento. Algunas de ellas son:

  • Lesión de los nervios o músculos cercanos
  • Daño en las raíces de los dientes adyacentes
  • Pequeñas fisuras en el hueso generado al colocar el implante

Estas complicaciones son reales, pero debes saber que el odontólogo te realizará diferentes revisiones periódicas y te dictara indicaciones necesarias para evitar todo tipo de complicaciones y conseguir una cantidad de hueso satisfactoria.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.