Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura

¿Te preocupa enseñar demasiado las encías cuando sonríes? Aunque no tiene por qué ser un problema de salud bucodental, la sonrisa gingival o gummy smile es una cuestión estética que muchas personas quieren corregir para mejorar su aspecto y su autoestima. A continuación, te detallamos en qué consiste, cuáles son sus causas y qué tratamientos son los más adecuados para cada caso.

¿Qué es la sonrisa gingival?

Hablamos de sonrisa gingival cuando una persona muestra una cantidad excesiva de encía al sonreír. En particular, nos referimos a la exposición de más de 2 mm de encía, la cual resulta visible de una manera desproporcionada respecto al diente.

Esta sobreexposición de tejido gingival, que puede tener diferentes grados de severidad, suele causar vergüenza o inseguridad a la hora de sonreír. Sin embargo, hoy en día existen diferentes métodos estéticos para corregirla según cuál sea su causa.

Causas de la gummy smile

Antes de detallar los tratamientos para solucionar la gummy smile, el odontólogo ha de realizar una evaluación y exploración para determinar su causa. Estas son las diferentes posibilidades:

  • Crecimiento excesivo del hueso maxilar superior: es una de las causas más frecuentes. Este sobrecrecimiento hace que la mandíbula se desarrolle menos y exista, por lo tanto, una desproporción entre el maxilar superior y la mandíbula. Como consecuencia, las encías también sobresalen.
  • Problemas de maloclusión o masticación: suponen un desgaste dental y movimientos anormales de la dentadura para compensar la dificultad de masticación, los cuales pueden exponer más las encías. Puede originarse, por ejemplo, por unos dientes superiores más largos que los inferiores. Es otra causa bastante frecuente que conviene tratar más allá de la estética.
  • Erupción pasiva alterada: los dientes superiores se quedan más pequeños o cortos de lo normal, cubiertos por una mayor proporción de encía.
  • Tamaño y movilidad del labio superior: ocurre cuando el labio superior es demasiado corto o se eleva en exceso al sonreír.
  • Hiperplasia gingival: las encías crecen más de lo normal por el consumo de algunos medicamentos, como, por ejemplo, antidepresivos, inmunosupresores o antiepilépticos. También puede ser hereditaria.

Tratamiento de la sonrisa gingival

Una vez identificada la causa, el odontólogo propondrá el tratamiento adecuado para mejorar la apariencia de la sonrisa gummy y, si fuera necesario, resolver problemas de maloclusión (mal posicionamiento de los dientes respecto a sus opuestos).

1. Ortodoncia para la sonrisa gingival

Cuando la sonrisa gingival se debe a una mala mordida, el odontólogo recomienda la ortodoncia. Este tratamiento, que se lleva a cabo con alineadores transparentes o con brackets, es adecuado tanto para niños como para adultos.

En este sentido, resulta fundamental mejorar la mordida para evitar futuros problemas de digestión, desgaste dental, riesgo de caries, etc. En algunos casos, la ortodoncia podría no ser suficiente para corregir por completo la sonrisa gingival, por lo que se podría recomendar después la cirugía.

2. Carillas o coronas

Cuando el motivo de la gummy smile es el tamaño demasiado pequeño de los dientes, la solución pueden ser las carillas o coronas. Este método no quirúrgico permite modificar la forma y el aspecto de los dientes para que parezcan más largos. De este modo, mejora la desproporción respecto a las encías, que se ven más pequeñas.

Las carillas o coronas se emplean para mejorar cualquier irregularidad con un resultado muy natural. La principal diferencia entre ellas es que las carillas se adhieren a la parte frontal del diente (la visible), mientras que las coronas se colocan encima del diente para sustituirlo.

3. Tratamientos quirúrgicos

Existen diferentes opciones quirúrgicas para reducir la sonrisa gummy. Se trata del tratamiento más adecuado cuando la encía supera los 6-7 mm:

  • Gingivoplastia: técnica que consiste en eliminar una parte de la encía. Para evitar que el tejido gingival vuelva a crecer, se procede también a la colocación de carillas o bien a una remodelación ósea. En Vitaldent, esta cirugía se realiza con láser con el fin de reducir el sangrado durante la operación y minimizar el dolor durante el posoperatorio.
  • Miotomía: pequeña cirugía que se efectúa cuando la causa es el labio superior que se eleva demasiado al sonreír. El objetivo es debilitar el músculo elevador del labio.
  • Cirugía ortognática: es la opción adecuada cuando la persona tiene el maxilar superior más desarrollado. Este método quirúrgico ayuda a corregir el tamaño y la posición de los huesos de la cara para reducir el maxilar superior y recolocarlo.

4. Tratamiento estético con bótox

Por último, las infiltraciones con bótox o toxina botulínica mejoran la sonrisa gingival cuando la causa es un labio superior demasiado corto o con mucha movilidad. Mediante este tratamiento se puede reducir la fuerza de contracción de los músculos labiales.

Esta técnica presenta la ventaja de que no es invasiva, aunque su efecto es temporal. Su duración es de unos 6 meses, por lo que el paciente debe repetirla pasado ese tiempo.

¿Se puede prevenir la sonrisa gingival?

Algunos ejercicios nos pueden ayudar a disimular, en algunos casos, la gummy smile, pero requieren constancia diaria durante bastantes meses. Por ejemplo, masajear y estimular los labios y la musculatura que los rodea o morder los labios con suavidad.

Te invitamos a que solicites una cita con un odontólogo para que te asesore sobre el tratamiento más adecuado para la sonrisa gingival. Encuentra a tu especialista más cercano en Vitaldent, una compañía consolidada con clínicas dentales en toda España.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos de especialización en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.