Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Revisado por la Dirección Médica
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Revisado por la Dirección Médica

Seguramente hayas escuchado muchas veces lo importante que es el flúor en la lucha contra las caries. Y, más concretamente, es posible que te hayan hablado alguna vez de la necesidad de usar pastas de dientes fluoradas para remineralizar el esmalte, haciéndolo más resistente frente a las lesiones cariosas.

Sin embargo, ¿sabías que una exposición excesiva al flúor puede producir una afección llamada fluorosis dental?

¿Qué es la fluorosis dental?

La fluorosis dental es una alteración del esmalte producida por una exposición excesiva al flúor durante la etapa de desarrollo de los dientes. Este proceso tiene lugar desde el primer trimestre de gestación hasta los seis años de vida del niño, aproximadamente.

A pesar de que la fluorosis tenga su origen en la primera etapa de la vida, sus síntomas son visibles en los dientes definitivos, en lugar de en los dientes de leche. A su vez, las piezas dentales más sensibles a este problema son las muelas y los incisivos centrales.

La exposición excesiva al flúor da lugar a una hipermineralización del esmalte, lo que afecta a su calidad. El esmalte es la capa más externa del diente y la fluorosis provoca una mayor susceptibilidad a sufrir erosiones y caries.

Síntomas de la fluorosis dental

Los principales síntomas que presentan los dientes afectados por la fluorosis son los siguientes:

  • Cambios de color: uno de los signos más habituales de fluorosis es la existencia de zonas más blancas y opacas de lo normal.
  • Pequeñas grietas y estrías: normalmente, estas grietas y estrías son de color blanco. Sin embargo, en los casos más severos de fluorosis pueden aparecer manchas marrones o pequeños hoyos.

Los principales tratamientos para la fluorosis dental son el blanqueamiento, las carillas y las coronas.

Principales causas de fluorosis dental

De forma general, podemos decir que la principal causa de la fluorosis dental es la sobreexposición al flúor durante la etapa de formación del esmalte. Esto sucede cuando el feto o el niño están expuestos a unos niveles de flúor superiores a los recomendados para su edad.

Las razones por las que esto puede ocurrir son las siguientes:

Tipo de agua ingerida

El consumo de agua con una concentración de flúor elevada puede causar fluorosis. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cantidad de fluoruro en el agua potable no debe ser superior a 1,5 mg/l.

Dicho esto, el consumo directo de agua no es lo único que puede causar fluorosis. En este punto, se debe tener en cuenta el riesgo que existe de desarrollar fluorosis debido al consumo de alimentos procesados con agua excesivamente fluorada.

En España, el consumo de agua potable es totalmente seguro. Por tanto, las dos situaciones mencionadas son improbables en nuestro país. Sin embargo, no ocurre lo mismo en determinadas regiones de África, India o China.

Uso de pastas de dientes o colutorios

El uso de dentífricos o enjuagues bucodentales con una cantidad de flúor superior a la recomendada es otra de las causas de la fluorosis dental. Esto puede suceder cuando los bebés o los niños utilizan productos de higiene bucodental que no son específicos para su edad.

La ingesta de flúor debe ir aumentando gradualmente con el paso de los años. De hecho, los niños podrán empezar a usar las pastas de dientes para adultos a partir de los seis años. Si estos tiempos no se respetan, existe el riesgo de desarrollar fluorosis.

Consumo de suplementos con flúor

El consumo de suplementos con fluoruro en embarazadas o niños menores de seis años también puede provocar fluorosis dental. Por ello, es imprescindible no tomar ningún tipo de suplemento sin control médico.

Tratamiento de la fluorosis dental

El objetivo principal de cualquier tratamiento para la fluorosis dental es restablecer la estética y la armonía de los dientes. Generalmente, el tratamiento ideal depende de la gravedad del caso y del número de piezas afectadas.

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un tratamiento al que se puede recurrir en casos de fluorosis leve. Por ejemplo, cuando solo se aprecian unas ligeras manchas o decoloraciones en el esmalte.

Carillas dentales

Cuando el blanqueamiento no resulta suficiente, el odontólogo podrá recomendar la colocación de carillas dentales, las cuales pueden ser de composite o porcelana. En estos casos, primero se llevará a cabo el blanqueamiento dental y, a continuación, se colocarán las carillas.

Coronas dentales

Por su parte, el tratamiento indicado para los casos más severos de fluorosis dental puede ser la colocación de coronas. Las coronas son un tipo de prótesis dentales que cubren totalmente la estructura del diente. Por tanto, las manchas o los daños se taparán por completo.

Dado que existen distintos tratamientos para la fluorosis dental, el profesional deberá evaluar al paciente y determinar cuál es el más indicado, en función de la severidad y la extensión de la afección.

Pide una valoración gratuita Llama a tu clínica más cercana

¿Cómo prevenir la fluorosis dental?

Los principales consejos para prevenir la fluorosis dental son los siguientes:

  • Usar productos de higiene oral específicos para cada edad: los niños menores de seis años no podrán utilizar dentífricos ni colutorios para adultos. Por tanto, a la hora de comprar estos productos habrá que asegurarse de que están recomendados para la edad del niño.
  • Adaptar la cantidad de pasta de dientes: no es recomendable dejarse guiar por las imágenes de los anuncios de dentífricos en televisión, y menos en el caso de los niños. No es necesario ni aconsejable que la pasta rebose en el cepillo. La cantidad de dentífrico también tiene que estar adaptada para cada edad. Por ejemplo, en los bebés dicha cantidad debe ser mínima, ya que no saben enjuagarse o escupir.
  • Consultar la rutina de higiene oral con el odontopediatra: en general, lo más recomendable es preguntar al dentista cuáles son los hábitos concretos de higiene bucodental que se deben seguir con cada niño (concentración de flúor, cantidad de dentífrico…).
  • Consumir agua mineral embotellada: los niños menores de seis años que viajan a regiones donde el agua potable tiene una concentración de flúor superior a la recomendada para su edad deberán usar agua mineral embotellada. Esto no solo afecta al agua que beben directamente, sino también a la que utilizan para enjuagarse o lavarse los dientes.
  • Evitar la ingesta excesiva de suplementos con flúor: las embarazadas y los niños menores de seis años deberán ser especialmente cuidadosos a la hora de respetar las dosis y el tiempo de administración pautados por el médico.

En cualquier caso, si tienes alguna duda sobre cómo actuar ante la fluorosis dental, te recomendamos acudir a una de las clínicas dentales Vitaldent. En una primera visita gratuita nuestros profesionales evaluarán tu caso y te indicarán las pautas a seguir para iniciar el tratamiento fluorosis dental más adecuado para ti.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.