El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Hipoplasia del esmalte: ¿qué es y cómo tratarla?

hipoplasia del esmalte

El esmalte dental es la capa más superficial y externa del diente. Está formada por hidroxiapatita, que son un conjunto de cristales de calcio que forman este esmalte dental y que constituyen las partes más duras y resistentes del mismo. Esta capa es traslúcida, por lo que, la que aporta el característico color blanco de los dientes, es en realidad la capa interior, y no el esmalte. Este esmalte dental puede presentar algunas enfermedades, entre la que destaca la hipoplasia del esmalte, que se caracteriza por un desarrollo anormal o insuficiente del esmalte.

New Call-to-action

 

¿Qué es la hipoplasia del esmalte?

Se llama hipoplasia dental a un problema dental en el que el esmalte no se ha desarrollado correctamente. Es una alteración dental que ocurre normalmente en la formación del diente, originando un defecto en la formación del esmalte de los dientes. Como esto ocurre durante la formación del diente, normalmente, la hipoplasia dental aparece ya antes de la erupción de las piezas.

¿Con qué signos se manifiesta?

La hipoplasia dental, como hemos comentado, es un problema en el desarrollo del esmalte. Esto conlleva la generación de un diente con déficit de esmalte, lo que se manifiesta con alteraciones muy características:

  • Surcos y fisuras en los dientes.
  • Manchas amarillas o marrones.
  • Deterioro de las piezas con desgastes evidentes en los casos más severos.

¿Qué causa la hipoplasia del esmalte?

La hipoplasia dental se produce antes de la erupción del diente. Por lo tanto, la causa la tenemos que buscar en algún problema o alteración que se haya sufrido durante ese período del desarrollo dental. No se conoce una causa clara y exacta. Pero sí que se sabe que, en situaciones en las que se han sufrido infecciones, períodos largos de fiebre, problemas de malnutrición o alguna enfermedad importante durante la niñez, existen mayores probabilidades de presentar esta enfermedad.

¿Qué consecuencias tiene?

Las consecuencias de esta alteración afectan directamente al diente, ya que el esmalte, al ser la capa más superficial y externa, actúa como protectora del propio diente. De manera que, si esta capa se ve alterada por este problema, se ve afectado el diente en su conjunto.

Los problemas más importantes que puede original la hipoplasia del esmalte son que, estos dientes, son más propensos a sufrir caries. Esto se debe a que, al carecer de esmalte, o tenerlo muy debilitado, el diente está más expuesto a los ataques de las bacterias. Así mismo, también son más vulnerables a padecer enfermedades gingivales puesto que acumulan placa con mayor facilidad. Por ello, es fundamental llevar una buena higiene bucal, haciendo especial hincapié en el uso del cepillo y la seda dental.

Tratamientos contra la hipoplasia del esmalte

Lo primero que hay que saber es que se trata de una alteración del esmalte y que, en consecuencia, los pacientes deberán tener un especial cuidado con este tipo de dientes. Para ello, además de seguir una correcta higiene oral, también se deberán evitar malos hábitos que puedan deteriorar todavía más el esmalte dental, lo que incluye evitar el consumo de alimentos especialmente duros o muy azucarados.

No obstante, hoy en día existen una serie de tratamientos que pueden mejorar la situación de los pacientes que padecen esta enfermedad del esmalte dental:

  • Sellado: Cuando existen signos leves de hipoplasia dental, se puede utilizar un sellador para tapar esas pequeñas fisuras y evitar problemas mayores de fracturas o sensibilidad dental.
  • Pulido dental: Al pulir el esmalte alterado, se eliminan las pequeñas rugosidades y manchas oscuras del esmalte. Después, se rellenará esta abrasión con una reconstrucción de composite.
  • Blanqueamiento dental: Se puede realizar un blanqueamiento dental en situaciones en las que aparezcan manchas blancas en el esmalte. De este modo, se intenta unificar el color del diente, aunque no se puede asegurar que se consiga eliminar por completo la mancha.
  • Carillas o coronas dentales: Finalmente, en los casos más severos, la mejor opción es tallar las piezas para reconstruirlas mediante una carilla o corona de porcelana, lo que permite realizar un cambio de color y forma del diente, a la vez que se logra mayor resistencia de la propia pieza.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.