Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Revisado por la Comisión Médica
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Revisado por la Comisión Médica

La hipoplasia dental es una alteración que se origina durante la infancia pero que tiende a mantenerse hasta la edad adulta. Afecta al esmalte, es decir, a la capa más superficial y externa de los dientes. Y, por tanto, la que ejerce una función protectora de la pieza dental.

Esto hace que cualquier anomalía que afecte al esmalte deba ser tenida en cuenta y tratada correctamente. En caso contrario, estaremos poniendo en riesgo la buena salud y la estética de la sonrisa.

¿Qué es la hipoplasia dental?

La hipoplasia dental es una alteración que provoca que los dientes tengan menos esmalte de lo normal. Este defecto se origina durante el desarrollo dental, concretamente, en el proceso de formación del esmalte. Por ello, la hipoplasia aparece incluso antes de la erupción de las piezas dentales.

Aunque la hipoplasia dental puede aparecer en cualquier diente, generalmente, se manifiesta en los incisivos (en la parte frontal de la boca). En función del grado de hipoplasia que presente cada persona, las señales de la alteración pueden ser más o menos visibles.  

Síntomas de la hipoplasia dental

La hipoplasia dental se manifiesta con signos y síntomas como los siguientes:

  • Manchas en los dientes: las manchas pueden variar en color y en intensidad, en función de la severidad de la alteración. El paciente puede presentar desde unas pequeñas manchas blancas prácticamente inapreciables hasta tinciones amarillentas y marrones muy severas.
  • Erosiones en el esmalte: la hipoplasia debilita y reduce el esmalte de los dientes. Por ello, estos son más propensos a tener surcos y fisuras.
  • Sensibilidad dental: fruto del desgaste que sufre el esmalte, la persona comenzará a experimentar dolor y sensibilidad ante comidas y estímulos fríos, calientes o ácidos. Esto se debe a que la reducción del esmalte dental deja al descubierto la dentina (capa interna del diente que contiene las terminaciones nerviosas).

Causas de la hipoplasia dental

Como ya hemos mencionado, la hipoplasia dental se origina durante el proceso de formación del diente. Por ello, la causa de la alteración la tenemos que buscar en algún problema o alteración que se haya sufrido durante la infancia

Precisamente, el hecho de que la causa de la hipoplasia esté en la niñez, resulta mucho más difícil de identificar. En cualquier caso, las principales causas de la hipoplasia dental son las siguientes:

  • Traumatismos: los golpes en la boca, tan frecuentes en los niños, pueden causar alteraciones en los dientes de por vida. 
  • Enfermedades o procesos infecciosos. 
  • Periodos largos de fiebre.
  • Problemas de malnutrición: la hipoplasia dental está relacionada con la falta de calcio y de vitaminas A, D o C.
  • Falta de vitamina D durante el embarazo: es fundamental que la madre, si no recibe el aporte adecuado de esta vitamina con la dieta, tome suplementos de vitamina D.
  • Consumo de medicamentos: hay determinados fármacos que causan alteraciones y decoloraciones en el esmalte dental. 

Los principales tratamientos para corregir los daños en el esmalte causados por la hipoplasia dental son el sellado, el pulido, el blanqueamiento, las carillas y las coronas.

Consecuencias de la hipoplasia dental

Tal y como ya hemos mencionado, la hipoplasia dental se caracteriza por el debilitamiento del esmalte dental, lo que da lugar a las siguientes consecuencias:

  • Dolor y sensibilidad dental debidos a la sobreexposición de la dentina.
  • Caries: un esmalte debilitado está menos protegido frente a la acción de los ácidos y las bacterias causantes de la caries.
  • Enfermedades periodontales: lo mismo ocurre con la gingivitis y la periodontitis. Al estar los dientes menos protegidos, son más vulnerables a las infecciones producidas por bacterias. 
  • Dientes poco estéticos: las manchas o los surcos pueden dar una apariencia antiestética a la sonrisa, especialmente si tenemos en cuenta que los defectos suelen presentarse en los incisivos (dientes delanteros).

Tratamiento de la hipoplasia dental

En función de los daños que la hipoplasia dental cause en el esmalte, se puede llevar a cabo un tratamiento u otro.

Sellado dental

El sellado dental es un tratamiento al que se recurre cuando los daños causados por la hipoplasia son leves. Este procedimiento sirve para tapar las fisuras de los dientes, lo que crea una barrera que evita la entrada de bacterias. De esta manera, se previenen las caries.

Pulido dental

El pulido dental es un procedimiento que se utiliza en los casos de hipoplasia dental severa. Consiste en pulir la zona del esmalte que está dañada y, posteriormente, rellenarla con composite

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es una solución adecuada cuando el paciente presenta manchas de color blanco en el esmalte. Este tratamiento permite unificar el tono del esmalte y disimular las manchas para que la sonrisa tenga un aspecto más uniforme. 

Generalmente, los dientes responden muy bien al blanqueamiento cuando las tinciones son leves. Sin embargo, este tratamiento suele ser insuficiente en caso de manchas severas. 

Carillas o coronas dentales

En los casos de hipoplasia dental muy severa suele ser necesario recurrir a carillas o coronas. Ambos tratamientos son totalmente personalizados, ya que permiten diseñar una carilla o una corona con la apariencia estética adecuada (color, forma…)

Una vez que se han confeccionado las carillas o las coronas, se utilizan para cubrir el diente -o la parte del diente- que presenta los daños. 

Ambos tratamientos, además de proporcionar a la sonrisa un aspecto más estético, aportan mayor resistencia a las piezas dentales. Esto se debe a que, al cubrir los dientes, dan una protección extra.

Además de todo lo anterior, hay una serie de remedios para proteger el esmalte que cualquier persona puede poner en práctica desde su casa. El principal es mantener una buena higiene bucal, que consiste en cepillarse los dientes después de cada comida.

Además, se deberán usar otra serie de elementos que ayudan a conservar la buena salud de la boca: pasta con flúor, enjuague y seda dental. Todo ello ayudará a prevenir las enfermedades bucodentales que hemos mencionado a lo largo de este artículo: caries, gingivitis y periodontitis. Y, por tanto, a evitar una de las peores consecuencias de la hipoplasia dental.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.