Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Revisado por la Dirección Médica
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Revisado por la Dirección Médica

¿Sabes por qué se inflama el frenillo labial superior? ¿O qué sucede si se fractura? ¿Has oído hablar del frenillo labial hipertrófico? En las próximas líneas, te explicamos las diferentes problemáticas del frenillo labial, cuáles son sus síntomas y consecuencias y a qué tratamientos puedes acceder hoy en día.

¿Qué es el frenillo labial?

El frenillo labial es el tejido que une el labio con la encía, tanto en la parte superior como en la inferior. Igualmente, existe el frenillo lingual, que es el que conecta la encía inferior con la lengua.

Este pliegue está formado por un tejido conectivo fibroso, de tamaño y grosor variable, aunque el frenillo labial superior es mayor. Cuando se desarrolla de manera anómala puede causar diferentes problemas para la salud oral.

¿Qué problemas ocasiona el frenillo labial?

Estos son los principales problemas que se relacionan con el frenillo labial. La mayoría de ellos suelen acontecer en la infancia, por lo que debes conocerlos para llevar a tu hijo al odontólogo ante cualquier síntoma.

1. Frenillo labial hipertrófico

El frenillo labial superior hipertrófico tiene lugar cuando este se desarrolla en exceso y se une a la parte central del paladar, detrás de los dientes. A partir de los 2 años de edad ya se puede detectar este problema.

La mayoría de las veces, a medida que se va desarrollando el hueso, el frenillo se va desplazando hacia la encía hasta perder la unión con el paladar. No obstante, en algunos casos, este proceso no se desarrolla de la manera adecuada.

2. Frenillo labial corto e inflamación: ¿por qué se inflama el frenillo labial superior o inferior?

La hipertrofia o un frenillo labial demasiado corto son dos posibles desencadenantes de un frenillo labial superior inflamado. La señal más evidente de esta problemática es una limitación en el movimiento del labio superior o inferior, o bien un labio corto. En caso de inflamación del frenillo, el odontólogo siempre revisará también la salud de las encías.

3. Diastema interincisal o espacio excesivo entre incisivos

El principal inconveniente de un frenillo más grande de lo normal es que crea un abultamiento entre los dos incisivos centrales, que impide que se unan cuando erupcionan los dientes. El resultado es un diastema dental de entre 1 y 6 mm o incluso superior, es decir, un espacio entre ambas piezas dentales.

4. Problemas de pronunciación

Las anomalías del frenillo labial pueden causar dificultades para vocalizar algunas letras como, por ejemplo, la P, la B o la M.

5. Respiración bucal

Igualmente, es posible tender a la respiración bucal por no poder respirar por la nariz. Este hábito aumenta la probabilidad de padecer afecciones dentales (caries, apiñamiento de dientes, maloclusión, bruxismo, etc.).

6. Dificultad para mantener una correcta higiene oral

Cualquier anomalía o inflamación en el frenillo labial interfiere negativamente en la higiene oral diaria e impide acceder a todos los espacios de la boca.

7. Rotura del frenillo labial

Por último, además de la hipertrofia, el frenillo puede romperse. Un golpe o una caída pueden provocar una rotura del frenillo labial, lo que es bastante habitual durante la infancia. Sin embargo, estas lesiones no suelen ser complicadas de tratar. Además, el frenillo labial se regenera con rapidez de manera natural.

A su vez, este tipo de contusiones también pueden causar dolor en el frenillo labial superior o inferior. El odontólogo será el encargado de examinar y valorar la gravedad de la herida.

Consecuencias para la salud bucodental a largo plazo

Estas problemáticas del frenillo labial, a largo plazo, pueden comportar ciertas secuelas para la salud bucodental del paciente si no son tratadas de la manera adecuada. Entre las principales, destacan las que siguen:

  • Maloclusión dental: una incorrecta alineación de las piezas dentales. Se detecta que los dientes superiores no encajan con los inferiores al morder.
  • Dolores de mandíbula, de cabeza e incluso de cervicales, derivados de la maloclusión.
  • Bruxismo (rechinar de dientes durante la noche) y desgaste de las piezas dentales.
  • Alteraciones en la articulación temporomandibular (ATM).
  • Acumulación de placa y caries.
  • Enfermedades periodontales (de las encías), como gingivitis o periodontitis.

Tratamiento del frenillo

Algunas anomalías del frenillo pueden curarse sin intervención alguna durante el proceso de desarrollo. En este estudio, se recomienda no operar a los niños antes de que tengan ya los incisivos laterales definitivos. No obstante, siempre es necesario un seguimiento por parte del odontólogo.

La mayoría de casos de frenillo labial grande o corto se pueden abordar de manera sencilla. Debe ser el dentista, a menudo de acuerdo con el pediatra, quien determine la importancia y urgencia de la intervención. El tratamiento quirúrgico que suele llevarse a cabo en estos casos es la frenectomía.

Esta cirugía es sencilla y se realiza con anestesia local. El profesional hace una pequeña incisión en la inserción baja del frenillo. De este modo, libera la zona interincisal, que es la que está entre los dos incisivos centrales.

La recuperación de la frenectomía es muy rápida. No obstante, el odontólogo podría recomendar el uso de ortodoncia para corregir los dientes desalineados y cerrar el diastema.

Por último, el odontólogo podría detectar inflamación en las encías en una fase leve (gingivitis) o grave (periodontitis). La primera se trata mediante limpiezas bucodentales profesionales y con una mejor higiene diaria. La segunda, al ser más agresiva, puede exigir un tratamiento más complejo.

¿Tienes más dudas sobre por qué se inflama el frenillo labial superior? ¿Crees que tu hijo puede tener un frenillo labial superior hipertrófico? ¿Se ha dado un golpe que le ha provocado una rotura de este repliegue? No dudes en visitar a tu odontólogo de Vitaldent para que tu hijo reciba el diagnóstico y tratamiento adecuados. Recuerda que así le ayudas a prevenir complicaciones futuras.

 

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.