El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Por qué es importante curar la caries en dientes de leche

caries en dientes de leche

Muchas veces los padres acuden a la consulta y quieren saber si de verdad hace falta curar un diente que luego se caerá. La respuesta es sí, hace falta y es muy importante para la salud del niño y para la salud de los diente definitivos. De este modo, ante la presencia de caries en dientes de leche, es fundamental acudir al dentista para que evalúe la situación del diente y poder curarlo lo antes posible.

Descarga la guía gratuita: Hábitos saludables para tu boca

¿Por qué es importante que los dientes de leche no tengan caries?

La caries, por definición, es una patología infectiva causada por bacterias. Cualquier tipo de infección en la boca es un riesgo para la salud general y sobre todo si hablamos de la salud de un niño. Además, un aspecto muy importante que no todo el mundo conoce es que los dientes definitivos están situados debajo de los dientes de leche, esperando el momento de su erupción. Estos dientes, tanto los de leche como los definitivos, están muy cerca entre ellos, y hay un riesgo elevado de que la caries de un diente de leche pueda profundizar y perjudicar el diente definitivo.

Otro problema que puede verificarse es que el diente de leche afectado pueda caer antes de tiempo, lo que supone un problema, porque los dientes de leche aseguran el espacio a los dientes definitivos cuando deben situarse bien. Si un diente de leche cae antes habrá cambios de posición en los dientes y, los definitivos, saldrán con problemas de posición o, incluso, habrá situaciones en las que no saldrán solos. Por esto, es tan importante tratar la caries en dientes de leche.

¿Qué causa la caries?

  • Bacterias
  • Glucosa (nutriente para las bacterias)
  • Placa (conglomerado de bacterias)

¿Qué cambia entre una caries en un diente de leche y una en un diente definitivo?

El diente está recubierto por esmalte. Mientras que en los dientes definitivos este esmalte es muy más duro y resistente, en los dientes de leche se trata de un esmalte más suave, además de que las dimensiones de estos dientes son más pequeñas. De este modo, la caries en dientes de leche avanza de manera mucho más rápida.

¿Qué evitar para prevenir la caries en dientes de leche?

  • Chupete mojado con sustancias dulces
  • Alimentos muy dulces como el chocolate o las golosinas
  • Desayuno o almuerzo con comidas industriales y con alto contenido en azúcares
  • Escasa higiene dental
  • Déficit de flúor

¿Qué hacer cuando sale el primer diente de leche?

Ya cuando el niño no tiene dientes, será una buena norma que después de comer se le limpien las encías con una pequeña gasa y agua para evitar que queden residuos lácteos en la boca. Una vez que erupcionen los primeros dientes de leche, el niño puede ir al odontólogo especializado en niños, que se denomina odotopediatra. Así mismo, es fundamental controlar los dientes de leche y más importante todavía que los padres ayuden al niño a cepillarse los dientes.

¿Cómo se curan las caries en dientes de leche?

Una caries en un diente de leche se cura como una caries en un diente normal pero, adaptando el tratamiento al niño, especialmente si se trata de un paciente no colaborador. En estos casos, se puede optar por quitar el nervio del diente de leche para que no duela y para que aguante en la boca hasta el cambio con el definitivo, o, en casos muy graves, se tendrá que extraer el diente de leche para que no comprometa la salud del diente definitivo.

Dientes de leche y flúor

Un amigo contra la caries es el flúor, que fortalece el esmalte dental y su resistencia a las bacterias de la caries. El flúor es un elemento que ayuda mucho a nuestros dientes en dosis adecuadas, ya que la sobredosis de flúor puede causar problemas. Es importante que, en niños menores de 8 años, el uso de flúor para fortalecer el esmalte se realice solo bajo la indicación del odontólogo.

¿Dónde van los dientes de leche? El Ratoncito Pérez

Había una ratoncito odontólogo que no sabía cómo curar los dientes de sus amigos y familiares. Así que se puso a buscar una solución hasta que al final la encontró: utilizar los dientes pequeñitos de leche de los niños. Cuando un diente de leche se cae, el Ratoncito Pérez lo coge y deja al niño una recompensa, así que cuanto más blanco y sin caries sea el diente, mejor premio dejará el Ratoncito Pérez. De hecho, en Valencia, está la Casa del Ratontico Pérez, así que todos los niños que quieran visitarla podrán hacerlo después de haber ido a su odontopediatra.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.