El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

¿Por qué los refrescos pueden provocar caries dental?

blog-vitaldent-refresco

En España se beben más de 6 millones de litros de refrescos al año. Es, de hecho, una de las opciones favoritas para calmar la sed. Pero desde Vitaldent te contamos por qué deberías empezar a cambiar este hábito.

Ya son muchas las investigaciones que demuestran que las bebidas carbonatadas (refrescos) pueden causar tanto erosión dental como caries dental. La erosión dental implica la pérdida del tejido duro de la superficie del diente a través de una reacción química con los ácidos que se encuentran en dichas bebidas. Si no se trata o se modera su consumo puede causar sensibilidad, dolor y fractura en el esmalte.

Recuerda que las caries dentales se producen cuando ingieres un alto contenido de azúcar, ya sea en bebidas o alimentos. La mayoría de los refrescos pueden contener la equivalencia de hasta 21 terrones de azúcar en una sola lata. Lo bueno es que las bebidas sin azúcar no provocan caries dental. Sin embargo, eso no elimina la posibilidad de erosionar el esmalte del diente.

Cada vez que bebes refresco, tus dientes sufren un “ataque” ácido hasta pasada una hora de su ingesta. ¿Por qué sucede esto? El azúcar en las bebidas reacciona con las bacterias que se encuentran en nuestra placa dental y produce ácidos muy dañinos.

Aún más sorprendente es el dato de que muchos científicos aseguran que el agua con gas también daña los dientes. Esto se debe a que nuestros dientes están constantemente en contacto con una solución de ácido débil que contiene dióxido de carbono.

Los expertos Vitaldent recomiendan beber con una pajita para ayudar a minimizar los daños del ácido; así todo el proceso se produce en la parte posterior de la garganta, en lugar de la parte frontal de los dientes. Además, debes tratar de no beber más de una o dos latas de refresco al día. Lo importante es alternar con otras bebidas como zumos, leche, té y café para aumentar la ingesta de nutrientes.

 drink-coke

Las bebidas gaseosas pueden causar tanto caries dental como erosión. Si deseas limitar el daño en los dientes, elige bebidas gaseosas sin azúcar (o bebidas de dieta). Éstas no causan caries dental aunque pueden, sin embargo, erosionar los dientes por desgaste del tejido duro o esmalte.

Desde Vitaldent te recordamos cosas que deberías hacer:

– Beber refrescos con moderación (no más de 2 latas al día).

– Utilizar una paja para mantener el azúcar lejos de los dientes.

– Cepillarte los dientes después de ingerir refresco.

– Si no tienes un cepillo a mano, hacer buches con agua después de beber, para así diluir el ácido.

– Tomar al menos 8 vasos de agua al día.

– Masticar chicle sin azúcar.

– Visitar al dentista, al menos una vez al año.

Lo que NO deberías hacer:

– Dar sorbos muy prolongados.

– Beber refresco antes de acostarte a dormir.

– Cepillarte después, debes esperar por lo menos una hora después de tu última bebida.

En conclusión, los refrescos provocan muchos problemas de salud, incluyendo la caries y la erosión dental. La caries puede ser la consecuencia a largo plazo de una alta ingesta de refrescos y malos hábitos de higiene oral. Así que desde Vitaldent te invitamos acudir a cualquiera de nuestras Clínicas Vitaldent, para que nuestros expertos puedan evaluarte y diagnosticar cualquier problema sin compromiso.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.