Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Revisado por la Dirección Médica
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Revisado por la Dirección Médica

¿Tienes dudas sobre si hay que empastar los dientes de leche? ¿Cómo se trata la caries en los niños? ¿Puede ser grave? ¿Se puede prevenir? En este artículo te aclaramos todas estas cuestiones para que puedas garantizar la buena salud bucodental de tus hijos.

La caries dental durante la infancia

La caries en los niños es un tema importante porque en España uno de cada tres niños menores de 6 años tiene esta afección. Esto significa que este problema dental afecta a unos 450.000 niños que, en la mayoría de los casos, no reciben ningún tratamiento odontológico.

Para saber si hay que empastar los dientes de leche es necesario acudir al dentista. De hecho, lo recomendable es realizar revisiones anuales a partir del primer año de vida o ante la aparición de cualquier síntoma.

El odontólogo puede ayudar a detectar y prevenir enfermedades bucodentales como la caries temprana, así como evaluar si es necesario el empaste en un diente de leche.

¿Cuáles son las causas de la caries en niños?

Los estudios muestran diferentes factores relacionados con la aparición de caries en la infancia, aunque los dos primeros son los principales:

  • La exposición temprana y frecuente de los dientes de los bebés a alimentos y bebidas azucaradas, incluyendo darles chupetes endulzados con azúcar, es una de las causas de las caries del biberón.
  • Mala higiene dental.
  • Defectos en el esmalte.
  • Erosión dental por reflujo gastroesofágico o por vómitos frecuentes.
  • Alteraciones en la saliva y la microbiota oral (por cuestiones genéticas, por la alimentación, por el uso de antibióticos, etc.).

¿Hay que empastar los dientes de leche?

Muchos padres consideran que no hay que empastar los dientes de leche porque no son permanentes. Esta excusa suele ser suficiente para no ir al dentista ante la aparición de las primeras caries en edades tempranas. Sin embargo, es fundamental cuidar estas piezas dentales primarias para evitar otros problemas en la cavidad oral.

El odontólogo llevará a cabo un examen para evaluar la gravedad de la caries y, si es necesario, empastar los dientes o las muelas de leche. Además, podrá dar las pautas necesarias para prevenir su reaparición. Algunos estudios demuestran que un buen cepillado es el mejor hábito para evitar la caries, por delante incluso de la alimentación.

¿Cuándo hay que empastar un diente de leche?

En algunos casos, el odontólogo podría recomendar hacer un empaste en un diente de leche para evitar un riesgo mayor:

  • Cuando la caries afecta a una gran parte del diente y puede llegar hasta la pulpa (la parte más interna).
  • Si el niño manifiesta dolor o hipersensibilidad dental, o dificultades para masticar o tragar.
  • Ante otros posibles síntomas relacionados con la caries temprana como falta de apetito, pérdida de peso, dificultades para conciliar el sueño o irritabilidad.
  • Cuando hay un daño importante en el diente temporal que podría conllevar su extracción. Aunque los dientes de leche tienen una función masticatoria, son también una guía para el correcto posicionamiento de los definitivos. La falta de esas piezas puede llevar a problemas futuros de oclusión y masticación.
  • Por último, debes tener en cuenta que los surcos y grietas que ocasiona la caries dificultan una buena limpieza. Esto favorece la proliferación de bacterias y aumenta el riesgo de padecer infecciones bucodentales.

¿Qué consecuencias tiene no empastar un diente de leche?

No realizar el empaste de un diente de leche cuando es necesario puede tener diferentes consecuencias para la salud bucodental del niño. Podría causarle dolor, inflamación y la aparición de un flemón.

Cuando los niños sufren de caries, no solo afecta sus dientes de leche, sino que también puede tener un impacto en su salud dental a largo plazo. Si las caries no se tratan adecuadamente, pueden extenderse a los dientes permanentes que están en desarrollo y causar problemas más graves en el futuro.

Además, en algunos casos más graves podría conllevar la pérdida prematura de la pieza dental. Esto dejaría un espacio que podría afectar al correcto posicionamiento de los dientes.

¿Cómo se hace un empaste dental en niños?

El empaste en un diente de leche es un tratamiento sencillo, efectivo y seguro para eliminar la caries en niños. El odontólogo extrae el tejido afectado y restaura el espacio vacío, rellenándolo con una mezcla de resinas moldeable llamada composite. Mediante esta técnica se elimina el foco de bacterias y se recupera la forma anatómica del diente.

Si la infección llega a la raíz de un diente o muela, el profesional puede recomendar hacer una pulpectomía. Con este procedimiento, que requiere anestesia local, se limpia el diente en profundidad, se sella y se rellenan los conductos con óxido de zinc reforzado con eugenol (analgésico y antibacteriano). Este material se reabsorbe y no afecta a los dientes definitivos.

Estos dos tratamientos tienen la finalidad de mantener saludables las piezas dentales el máximo tiempo posible. Por lo tanto, no serían recomendables si el diente ya se mueve o está a punto de caerse.

¿Cómo prevenir la caries en los dientes de leche?

Para prevenir la caries infantil debes centrarte en los dos primeros factores que la causan: la dieta y la limpieza bucodental.

  1. Reducir los azúcares refinados en la alimentación: no solamente el azúcar blanco, sino todos aquellos productos que lo contienen, como las bebidas gaseosas y zumos envasados, aperitivos, bollería, caramelos, cereales para el desayuno, conservas, salsas, precocinados, pan de molde, etc.
  2. Enseñar al niño a realizar una correcta limpieza oral después de cada comida: el dentista recomendará las pautas específicas adecuadas para cada edad. Del mismo modo, no debes olvidar las revisiones periódicas para detectar cualquier problema a tiempo.

Si el niño tiene tendencia a la caries (en tres o más dientes de leche), el odontólogo podría recomendar un tratamiento de fluorización dental. Mediante la aplicación de flúor en casa (dentífrico) o en consulta (gel, espuma o barniz) se puede reducir hasta un 50 % el riesgo de sufrir caries o bien frenar su avance si esta ya ha aparecido.

Por último, aunque los dientes de leche son temporales, es fundamental darles la atención adecuada por el bien de la salud bucodental y general del niño. Al fin y al cabo, la caries está indicando una infección oral, y es importante revisarla y, si fuera necesario, tratarla.

Para cualquier duda sobre la necesidad de empastar los dientes de leche te recomendamos que solicites una cita con tu odontólogo. En Vitaldent cuentas con un amplio equipo de especialistas en odontopediatría y de tratamientos específicos para las necesidades bucodentales de los niños. 

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.