El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Apretar los dientes: ¿Qué es el bruxismo y por qué ocurre?

apretar los dientes

Llamamos bruxismo al hábito inconsciente de apretar los dientes superiores contra los inferiores o rechinarlos, lo cual puede provocar grandes molestias en la boca o incluso en diferentes partes de la cabeza.

El bruxismo es una patología muy común que sufre mucha gente por diversos factores. Algunos pacientes no son conscientes de que la tienen, por ello, si tienes alguna sospecha es importante que acudas a tu dentista de confianza para que te valore y dé un diagnóstico más certero.

New Call-to-action

 

¿Por qué ocurre?

Se puede padecer bruxismo por varios factores, pero las causas no están claras, por lo que no podemos hablar de un único factor que lo origine. Normalmente está relacionado con problemas en la articulación mandibular, la cual origina problemas en el movimiento de la mandíbula. Por ello, suele relacionarse con traumatismos, problemas en el movimiento mandibular, morderse las uñas o posiciones no correctas de la mandíbula.

Además, todas las enfermedades óseas que puedan afectar a la articulación mandibular como la artrosis, o aquellas que aumentan la frecuencia de movimientos como el Parkinson, pueden ser una clara causa de desencadenar bruxismo.

En muchos estudios relacionan el bruxismo con el estrés, y esto es debido a que el estrés puede agravar los síntomas, ya que durante los episodios de estrés se mantiene una posición apretada de la mandíbula, afectando a su posición y movilidad, agravando así el apretamiento dentario.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

El bruxismo puede generar diversos síntomas, siendo para algunos pacientes mucho más severos que para otros. Algunos de los síntomas que puedes sufrir son los siguientes:

  • Dolor en la zona de la mandíbula y cabeza (músculos masetero y temporal) al despertarse por las mañanas.
  • Dolor al abrir mucho la boca o bostezar
  • Bloqueos de mandíbula
  • Chasquidos o ruidos en la articulación mandibular al abrir y cerrar la boca
  • Dolor en los oídos y sienes
  • Cambio de la mordida o dolor en algunos dientes
  • Dientes desgastados

Tratamiento para el bruxismo

SI sufres algunos de los síntomas anteriores y tienes sospechas de poder padecer esta patología, lo ideal es que acudas a tu dentista de confianza y le expliques tu problema. Te realizará una historia clínica muy completa con diversas preguntas relacionadas con el tema y una exploración exhaustiva de la zona y las partes de tu boca que pueden estar comprometidas.

En ocasiones, es necesario realizar pruebas diagnósticas como son radiografías o resonancias magnéticas para estudiar con profundidad la articulación temporomandibular, consiguiendo así un diagnóstico exacto de tu problema.

Una vez se ha llegado a la conclusión de que padeces bruxismo, debes tomar medidas para ello, o por lo menos para evitar los síntomas y problemas mayores.

Uno de los mayores problemas es el desgaste dentario por el apretamiento dentario, y por consiguiente el cambio de mordida. También es muy molesto los bloqueos de mandíbula y los dolores en la zona. Por ello, lo ideal para paliar estos síntomas son las férulas de descarga. Estas son unos moldes de resina o acrílico rígido realizados a medida de la boca del paciente cuyo objetivo es evitar el apretamiento dentario nocturno y por consiguiente evitar los síntomas que le acompañan. Muchos pacientes suelen notar un alivio de los síntomas cuando se colocan esta férula de descarga para dormir.

En casos de problemas más severos, en los que los dolores musculares son mayores, tu dentista puede recetar un relajante muscular. Pero para ello, debes acudir a tu dentista y que valore tu caso para adaptar lo máximo el tratamiento a ti y tus circunstancias.

Consejos preventivos

Existen algunos consejos que puedes poner en práctica para evitar algunos de los síntomas que produce esta patología. Algunos de ellos son:

  • Evitar abrir demasiado la boca y de golpe
  • Intenta mantener la mandíbula relajada sin que choquen los dientes todo el tiempo. Evitar así el apretamiento dentario.
  • Evita los malos hábitos como morderte las uñas, morder objetos duros…
  • Evita mascar chicle
  • Intenta dormir bien para evitar situaciones de estrés.
  • Acude a tu dentista al menos una vez al año para revisar tu problema y ajustar tu férula de descarga.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.