Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
4 min de lectura

¿Has sufrido un traumatismo en la boca y notas algunas molestias en los dientes? Podría tratarse de una luxación dental que debe tratar un odontólogo lo antes posible para evitar daños más graves o permanentes. En este artículo te contamos qué es, qué tipos de luxaciones dentales hay y cuál es su tratamiento.

¿Qué es una luxación dental?

Una luxación dental es un daño que sufre la estructura del diente como consecuencia de un traumatismo como, por ejemplo, un golpe o un accidente. La luxación no se refiere a la pérdida de la pieza dental, sino que implica una afectación de los tejidos que sostienen el diente (hueso o ligamentos) y que también puede afectar a los nervios o el riego sanguíneo.

Las luxaciones dentales son frecuentes en deportistas o niños. También es habitual que abarquen más de un diente o que vayan acompañadas de fracturas.

Vitaldent Gustavo Camañas

Síntomas de la luxación dental

Los síntomas pueden variar en cada caso según la gravedad del traumatismo:

  • Sensibilidad dental.
  • Sangrado alrededor de la encía.
  • Dolor.
  • Aflojamiento del diente.
  • Desplazamiento de piezas dentales.
  • Cambio de coloración del diente: tiende a adquirir un tono más oscuro (amarillento o grisáceo).

Tipos de luxación dental

Hay diferentes tipos de luxación dental que debes conocer:

  • Concusión. El impacto ha afectado a la estructura de soporte del diente, pero no se observa ningún desplazamiento o movimiento. La pieza dental mantiene la vitalidad y no se detectan irregularidades en la radiografía, aunque suele ser sensible a la percusión. La percusión son los pequeños golpes que se dan con los dedos o instrumentos dentales durante la exploración de la boca.
  • Subluxación dental. Hay una lesión en la estructura dental y también se evidencia cierta movilidad, pero sin desplazamiento. La vitalidad de la pieza dental es positiva, si bien hay sensibilidad o dolor a la percusión.
  • Luxación lateral dental. Se produce un desplazamiento lateral de la pieza dental que afecta a la oclusión o mordida, pero no presenta movilidad. La persona siente dolor y la radiografía muestra un aumento del espacio periodontal (alrededor del diente).
  • Luxación dental extrusiva. El diente se desplaza hacia fuera y sobresale del alvéolo (hueco en el hueso donde se sitúa el diente). La pieza dental se ve más larga de lo normal, está floja, pero no hay dolor.
  • Luxación dental intrusiva. En este caso, al contrario que en el anterior, el diente se desplaza hacia dentro del alvéolo y tiene una apariencia como si estuviera en proceso de erupción. El diente no está flojo.

Diagnóstico

El odontólogo realizará una valoración al paciente para conocer los detalles del traumatismo y hará una revisión para determinar la gravedad de la lesión y el tipo de luxación dental.

Además de evaluar el movimiento, el desplazamiento y la sensibilidad, también realizará una percusión del diente. En este tipo de lesión es frecuente que al golpearlo se oiga un sonido metálico agudo conocido como anquilótico.

En algunos casos podría solicitar una radiografía y una prueba de sensibilidad pulpar. La pulpa es la parte más interna del diente; se encuentra por debajo del esmalte (capa externa) y la dentina (capa intermedia).

Tratamiento de la luxación dental

A partir del diagnóstico, el odontólogo detallará el tratamiento.

Recolocación del diente

En primer lugar, siempre que sea necesario, el odontólogo recolocará el diente en su posición correcta.

Subluxación dental y su tratamiento

En el caso de subluxación o siempre que haya movimiento, el odontólogo procederá a la inmovilización de los dientes que evidencian movimiento para recuperar la estabilidad. Además, también se asegurará de mantener la vitalidad de la pulpa siempre que sea posible.

Ortodoncia

La ortodoncia es una solución frecuente para corregir las luxaciones intrusivas. En cambio, en el caso de luxaciones extrusivas y laterales, se puede usar con posterioridad para mantener la estabilidad y completar el tratamiento.

Endodoncia

Cuando haya una afectación de la pulpa, por inflamación o muerte del nervio, deberá hacerse una endodoncia o un tratamiento de conducto. Es más frecuente en las luxaciones lateral, intrusiva o extrusiva.

Cirugía

En algunos casos, como en la luxación intrusiva que esté muy recubierta por la encía, se podría precisar una cirugía para reposicionar el diente.

Revisiones y seguimiento

En todos los casos de luxación dental son necesarias visitas periódicas durante al menos un año para garantizar una recuperación óptima. Esto es incluso más importante en la concusión y la subluxación que no han necesitado tratamiento.

Este seguimiento es fundamental porque un porcentaje significativo de pacientes puede sufrir secuelas o complicaciones durante varios meses después del traumatismo. Por ejemplo, una necrosis pulpar o muerte del nervio.

¿Cómo debes cuidar tus dientes después de sufrir una luxación dental?

Sigue siempre los consejos de tu odontólogo después de cualquier tratamiento. En general, estas son las recomendaciones habituales después de una luxación dental.

  • Evita consumir alimentos duros durante al menos una semana. Es preferible seguir una dieta a base de sopas, batidos, zumos, etc.
  • Utiliza un cepillo dental de cerdas suaves después de cada comida.
  • Consulta a tu odontólogo sobre la posibilidad de usar un enjuague bucal antibacteriano. Si contiene clorhexidina, enjuágate solamente durante el plazo indicado por el profesional.
  • El odontólogo también podría recetarte analgésicos, antiinflamatorios no esteroideos o antibióticos, según el tipo de lesión y el grado de dolor.

¿Crees que has sufrido una luxación dental? ¿Tienes molestias o sensibilidad después de haber recibido un golpe? ¿Notas que se te mueve el diente? No lo manipules y acude lo antes posible a una de las clínicas Vitaldent, que están presentes en toda España y que tienen más de 33 años de experiencia.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos de especialización en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.