El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Fundas dentales: problemas que se pueden presentar

fundas dentales problemas

Una funda dental es lo que se  llama coloquialmente una corona dental artificial, la cual se coloca sobre la corona del diente natural tallada previamente. Esta abraza la corona del diente natural y tendrá la misma anatomía que una corona natural pero formada por otros materiales.

Las fundas dentales o coronas artificiales nos ayudan a recuperar la función y/o estética perdida por la corona natural del diente. También nos puede ayudar a prevenir cualquier problema futuro y mantener así la integridad de la pieza.

New Call-to-action

 

En qué casos se colocan las coronas dentales

Por lo tanto, se colocará una corona artificial en los casos en los que se vea perjudicada la integridad del diente y necesitemos hacer un diente más fuerte y/o estético. En particular se colocarán estas coronas artificiales en los siguientes casos:

  • Para proteger un diente debilitado y evitar problemas futuros como fracturas.
  • En situaciones en las que se realiza una rehabilitación protésica fija mediante puentes de coronas metal-cerámica.
  • Dientes muy destruidos o desgastados por alguna patología dental
  • Dientes con defectos de color o forma que queremos rehabilitar
  • Tras la realización de una endodoncia, para hacer un diente más fuerte y evitar su tinción.
  • En dientes muy reconstruidos, rotos o que tienen poco tejido dentario remanente.
  • Tras la colocación de un implante, se coloca una corona atornillada o cementada al pilar del implante para conseguir la rehabilitación completa.

¿Cómo se colocan?

El proceso de colocación de una corona dental es un proceso minucioso y largo formado por diferentes pruebas, ya que se tienen que tomar las medidas necesarias de la boca del paciente, del diente sobre que se va a colocar la corona y de la mordida del paciente. Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Tallado del diente: realizamos una reducción de la pieza natural para hacer hueco para la corona artificial. Se debe hacer un tallado alrededor de la pieza y también en altura de unos 1,5 mm manteniendo la anatomía del diente.
  • Impresiones: se realiza una impresión con un material de silicona para mandar así las medidas exactas de la boca del paciente al laboratorio dental y poder hacer así la corona artificial a medida.
  • Prueba de metal: el laboratorio nos manda el casquillo metálico. Esta se trata de la primera prueba, en la que se observa el ajuste de la parte metálica de la corona al diente natural.
  • Prueba de bizcocho: el laboratorio nos envía el modelo en cerámica y comprobamos: color, forma, angulación, ajuste de terminación y puntos de contacto.
  • El laboratorio lo pule, lo glasea y lo devuelve
  • Cementado: una vez que es todo correcto, se cementa la corona al diente y se ajusta la oclusión deseada, para conseguir así la mordida correcta.

Fundas dentales: problemas al colocarlas

En un principio, debes saber, que para colocar una corona artificial, se necesita un tallado previo de la corona natural del diente para realizar el espacio necesario para colocar encima la corona artificial. Este tallado puede suponer algunos problemas, como son:

  • Debilitamos la pieza dental al tallarla y perder esmalte
  • Pueden sentir cierta sensibilidad dental al quitar la primera capa de esmalte, ya que el diente no se encuentra tan protegido.
  • Si se trata de una pieza muy restaurada, durante el tallado puede fracturarse o debilitarse el esmalte y caerse, teniendo así que reconstruir la pieza de nuevo para volver a tallarla debilitando así más la pieza
  • En los casos extremos de sensibilidad, puede ser que se haya realizado un tallado muy agresivo y se haya afectado la pulpa dental, teniendo que realizar una endodoncia de la pieza previa a la colocación de la corona definitiva.

¿Qué problemas puedo encontrar de cara al futuro?

Por lo general, las fundas dentales o coronas, no suelen dar problemas en un futuro, pero si los dan, algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Sensibilidad dental: como ya hemos comentado en el apartado anterior, tras el tallado dental, el diente se debilita, y si el diente está vital, puede presentar una sensibilidad transitoria sobre todo al frío y al calor. Si esta sensibilidad persiste, se valorará la posibilidad de que la corona esté demasiado alta en el diente y por ello puede producir molestias al morder; si este es el caso, se rebajará la oclusión mediante unas fresas en clínica. Si la sensibilidad no desaparece, se valora la posibilidad de desvitalizar la pieza dental mediante una endodoncia.
  • Reacción alérgica: aunque es bastante raro y muy poco común, existen pacientes que desarrollan alergias a diferentes materiales como metales o porcelanas. Esas coronas artificiales están formadas por mezclas de metales y porcelana o resinas, cuyos materiales pueden ocasionar alergias.
  • Movilidad de la corona: en ocasiones, puedes notar una ligera movilidad de la corona. Debes acudir cuanto antes a tu dentista, porque a veces, el cemento que retiene la corona en el diente, se disuelve y se desintegra con el tiempo, originando filtraciones de las bacterias y por lo tanto puede originar el daño de la pieza natural provocando caries y fractura de la pieza. Por ello, acude cuanto antes para que limpien la corona y la vuelvan a cementar y sellar adecuadamente.
  • Descementacion y caída de la corona: en ocasiones la corona se cae completamente por desintegración del cemento o mal ajuste de la corona. En este caso debes acudir a tu dentista para que cemente de nuevo la corona si es posible o se realice una nueva corona más ajustada.
  • Astillado de corona: no debes olvidar, que estas coronas están realizadas de porcelana, las cuales pueden sufrir ligeras lesiones como puede ser un astillado de la corona saltando así la porcelana. Para solucionar esto, debes acudir a tu dentista para que realice una obturación de composite si es muy pequeña o realizar una corona dental nueva si es una fractura mayor o el anterior procedimiento fracasa.
  • Aparición de línea oscura gingival: esto puede ser normal, ya que debajo de la porcelana blanca de la corona, se encuentra un metal que adapta correctamente al diente. Por ello, con el paso del tiempo, la encía se retrae y se observa una ligera línea negra de metal.

Ante todos estos problemas, debes saber que lo ideal es acudir a tu dentista de confianza que te ha colocado la corona o funda dental para que te de la mejor valoración y solución a tu problema.

¿Cuál es la longevidad de una corona o funda dental?

En cuanto a la longevidad o vida media de una corona artificial es difícil de saber exactamente, ya que como hemos comentado, pueden surgir varios problemas tras la colocación de una corona.

Es importante que sepas que cuanto más cuidado y mayor higiene lleves en la zona, más va a durar. Según cual sea tu situación, tu odontólogo te explicará cuánto puede o debe durar esta corona.

Son muy importantes las revisiones anuales de la pieza en cuestión para observar fracturas, descementaciones y sobre todo la situación en la que se encuentra la pieza que lo soporta.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.