El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Las enfermedades periodontales incrementan un 40% el riesgo de padecer un Ictus

La Fundación Vitaldent informa con motivo del Día Mundial del Ictus, que se celebra el 29 de octubre, de que las personas con enfermedades periodontales “tienen hasta un 40% más de riesgo de padecer un ictus”.

Las patologías periodontales, como la periodontitis, son enfermedades bacterianas que afectan al tejido que sostiene los dientes, es decir, a la encía y al hueso adyacente. Las bacterias avanzan rápidamente invadiendo el hueso y el tejido que rodea al diente formando pequeñas “bolsas” que pueden llegar a producir la caída de las piezas dentales.

El director médico de Vitaldent, Gustavo Camañas, informa de que “las bolsas segregan las bacterias en la sangre, pudiendo llegar a movilizar la placa ateroma (cúmulo de colesterol en la pared de la arteria), que al obstruir la luz de la arteria puede desencadenar el infarto”.

“Esto hace que la periodontitis tenga un impacto tan negativo en sistema cardiocirculatorio como lo puede tener la enfermedad renal crónica, la apnea del sueño o las enfermedades autoinmunes”, asegura.

Cómo prevenirlo 

La Fundación Vitaldent explica que para prevenir la aparición de enfermedades periodontales, es importante extremar la higiene bucal, para eliminar la placa bacteriana o sarro, que es el principal agente responsable de la periodontitis.

Para ello, además de cepillarse los dientes después de cada comida, hay que cambiar el cepillo en cuanto sus cerdas comiencen a abrirse, (máximo 3 meses) ya que llegado a este punto su  capacidad para eliminar la placa se reduce.

Además, en el caso que se padezca algún problema periodontal (como el sangrado de encías), se recomienda colocar el cepillo de modo que sus filamentos formen un ángulo de 45 grados con la superficie dentaria y realizar movimientos circulares y laterales con suavidad.

Por otra parte, es importante utilizar seda dental al menos una vez al día, pero hacerlo de forma correcta. El hilo debe introducirse entre los dientes con un suave movimiento de “sierra” y nunca de manera violenta para no generar herida. Una vez que esté al borde de las encías, hay que curvarlo en forma de “C” contra uno de los dientes y deslizarlo en el espacio entre el diente y la encía. Esta operación se debe realizar con el resto de dientes, utilizando en cada uno de ellos un trozo de hilo limpio.

Las personas que sufren una enfermedad periodontal avanzada, presentan huecos entre los dientes en la zona que antes quedaba cubierta por la encía. Estos espacios son demasiados grandes para que se puedan limpiar con seda dental, por lo que es necesario sustituirlo por un cepillo interproximal.

Además, es fundamental que se realicen visitas periódicas al odontólogo para que vigile la salud de las encías y para que realice una limpieza en profundidad al menos una vez al año. En este sentido Camañas informa de que según un estudio publicado por la revista “Stroke”, “las personas con enfermedad periodontal que se realizan limpiezas dentales tienen un 22% menos de riesgo de tener un accidente cerebro-vascular (ACV), y las personas con enfermedad periodontal que reciben tratamiento un 9% menos”.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.