El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Hipersensiblidad dental: qué es, causas y tratamiento

¿Te ha ocurrido alguna vez que, al tomar un helado o un té muy caliente has notado un dolor breve, pero muy intenso, en tus dientes? Si es así, ya sabes que es la hipersensibilidad dental. Es una dolencia mucho más común de lo que imaginas, cuyas causas son muy variadas. En este artículo vamos a hablarte de todo lo relacionado con la hipersensibilidad dental y de por qué se produce.

Hipersensibilidad dental causas y motivos

¿Todos podemos padecer hipersensibilidad dental? ¿Qué factores han de darse para experimentarla? Cuando la dentina queda expuesta, los estímulos externos táctiles, térmicos o químicos pueden desencadenar una sensación dolorosa conocida como hipersensibilidad dentinaria. En condiciones normales, este   protegido por el esmalte, el cemento y la encía, pero diferentes factores pueden generar la pérdida o retracción de los mismos.

vitaldent-arucas-sensibilidad

Cuando determinados estímulos afectan a estos dientes, el dolor dental surge de inmediato. Dichos estímulos pueden ser táctiles —como la ortodoncia o el cepillado—, químicos —productos muy ácidos o dulces— o los ya mencionados térmicos, básicamente el consumo de alimentos muy fríos o muy calientes.

Causas del problema

Vamos a contarte ahora cuáles son las causas más habituales de la Hipersensibilidad dental:

  •     Dientes rotos. Ya sea como consecuencia del denominado síndrome del diente fisurado o por cualquier otro motivo, cuando se rompe o quiebra un diente, su dentina queda expuesta y provoca estos malestares sensitivos.
  •     Desgaste del esmalte. Puede ser causado por la elección de un dentífrico demasiado abrasivo, o como consecuencia del bruxismo, por el que la persona en cuestión hace rechinar sus dientes de manera incontrolada.
  •     Erosión dental. A menudo es causada por el excesivo consumo de alimentos cítricos y bebidas carbonatadas o ácidas.
  •     Encías retraídas. Enfermedades como la periodontitis o la gingivitis, así como un cepillado dental extremadamente agresivo, pueden hacer que la encía deje al descubierto la dentina, ocasionando este problema.
  •     Tratamientos dentales. También  puedes experimentar que es la hipersensibilidad dental después de algunos tratamientos odontológicos, como por ejemplo: un tratamiento periodontal, una limpieza profesional o un blanqueamiento.

Cómo reconocer el dolor de la hipersensibilidad dental

La hipersensibilidad dental se puede tratar con grandes posibilidades de éxito, desde el momento en el que se identifica el problema. Sin embargo, sobre todo cuando lo experimentas por primera vez, no siempre es sencillo identificar el problema. ¿Cómo diferenciar el dolor de dientes producido por una hipersensibilidad dental de otro ocasionado por una caries u otra patología.

Tres son los rasgos que diferencian, de entrada, este dolor: es intenso, breve y está claramente focalizado. A veces, se produce en momentos ocasionales y, aunque resulta molesto, no interfiere en tu actividad habitual. Otras, sin embargo, pueden hacer disminuir tu calidad de vida. Para reconocerlo, considéralo una especie de pinchazo en tu diente.

Dado que se trata de un dolor provocado, desaparece en cuanto se retira el estímulo causante. Así, si se ha originado al tomarte un sorbete de limón, en cuanto dejes de saborearlo la molestia finalizará.

Cómo prevenir o tratar este problema

¿Cuál es el tratamiento a la hipersensibilidad dental que debes aplicarte? Una vez que sabes que es la hipersensibilidad dental lo que te afecta, puedes reducir o evitar sus molestias aplicando estos consejos: 

  •     Eliminar las dietas ricas en ácido, como los refrescos azucarados y los cítricos.
  •     Minimizar los cambios bruscos de temperatura al consumir alimentos.
  •     No introducir objetos extraños en la boca, como lapiceros, bolígrafos o las uñas, para evitar el desgaste de los dientes.
  •     Jamás te cepilles los dientes tras comer alimentos ácidos.
  •     Usar un cepillo de cerdas medias o suaves y hacerlo con una presión ligera.
  •     Evitar las pastas o geles abrasivos.

El consejo principal es, desde luego, acudir al dentista en cuanto la hipersensibilidad dental aparezca. Él sabrá indicarte qué tratamiento debes aplicarte.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.