El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Bruxismo en niños: ¿Qué es y por qué se produce?

bruxismo en niños

El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes generando muchas veces un ruido típico. Es un hábito que no posee  propósitos funcionales.

Puede ser diurno o nocturno, con distintos grados de intensidad y persistencia en el tiempo.

Descarga la guía gratuita: Hábitos saludables para tu boca

 

Diferencia entre bruxista y bruxómano

Bruxistas: son aquellas personas que aprietan los dientes durante la noche sin darse cuenta.

Bruxómanos: son aquellas personas que aprietan los dientes por el día y son conscientes de ello.

¿Cuál es la causa del bruxismo en niños?

Al día de hoy todavía no se conoce la causa real del bruxismo sin embargo hay varias teorías que explican cual podrían ser las causas:

  • Teoría oclusal: lo atribuye a desarmonías estructurales que condicionan actividades parafuncionales que se corregirán al normalizar la oclusión.
  • Teoría psicológica: Sostiene que además de las anomalías oclusales, se requieren alteraciones psicológicas de la personalidad (ansiedad o depresión) sobre todo en bruxismo de la edad adulta.
  • Teoría neurológica: propone que el bruxismo y su actividad parafuncional es debida a una hipersensibilidad de los receptores dopaminérgicos del sistema nervioso central.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Hay dos tipos de factores de riesgo involucrados con el bruxismo:

  1. Factores predisponentes de tipo oclusal: prematuridades e interferencias (contactos anómalos entre dientes de arcadas opuestas)
  2. Factores desencadenantes:  estrés, tipo de dentadura, posición durante el sueño

La combinación de factores predisponentes y desencadenantes son los responsables de inducir al hábito de apretar y rechinar los dientes.

¿Los padres tienen que preocuparse si los niños rechinan los dientes?

Antes de todo pensar siempre que no hay que preocuparse si los niños hacen revisiones periódicas del odontólogo porqué la mejor manera de no preocuparse y estar sanos es prevenir.

Según Gilles Lavigne, máximo experto mundial sobre esta temática, el bruxismo puede considerarse como patológico cuando se verifican 4 episodios de rechinamiento en una hora de sueño.

¿Cuál es su incidencia?

Se ha comprobado que la incidencia del bruxismo en niños varía ampliamente y es comparable al encontrado en adultos.

El bruxismo en niños es bastante frecuente.  Se calcula en media que 1 niño sobre 10 sufre de bruxismo y que esta incidencia es mayor antes de la edad escolar.

¿Cómo sé si mi hijo es bruxista?

Esta anomalía se identifica de forma fácil debido al ruido característico que generan los dientes cuando los superiores frotan contras los inferiores, es un ruido fuerte casi como de metal.

¿Cómo se manifiesta en boca?

A nivel clínico se relaciona con niveles de desgaste en el esmalte del diente, los dientes se ven como desgastados y los niños refieren cansancio a nivel  de los músculos masticatorios acompañado por un malestar general sobre todo a nivel muscular y de dolor de cabeza.

Signos y síntomas de bruxismo:

  • Desgaste dentario fuera del normal
  • Dolor muscular a la palpación
  • Alteración de la mordida
  • Limitación de la apertura oral
  • Molestias en la ATM (articulación temporo-mandibular)
  • Aumento de la movilidad de los dientes
  • Retracción de las encías
  • Mandíbulas doloridas al despertar
  • Dientes fracturados (raro)
  • Dolores de cabeza

Sobre estas bases se puede afirmar que el dolor muscular es el síntoma más frecuente de bruxismo aunque en niños se observa a la palpación.

¿Bruxismo patológico que puede originar si no se detecta?

  • Desarrollo de una clase III falsa (mentón que desliza hacia delante, barbilla prominente)
  • Incremento de la reabsorción en las raíces de los dientes de leche
  • Retraso del tiempo de erupción de los dientes
  • Apiñamiento dentario

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento son reducir el dolor, prevenir el daño dental permanente y disminuir el rechinamiento de los dientes.

Lo primero es tener la boca completamente sana: sin caries, sin ningún tipo de infección y con las encías sanas.

Dependiendo de cada caso el tratamiento a seguir puede basarse en uno o una combinación de los siguientes:

Tallado selectivo o ajuste oclusal (se alivian las cúspides de aquellos dientes que producen interferencias)

  • Férula de descarga
  • Rehabilitación protésica
  •  Tratamiento de ortodoncia
  •  Tratamiento de fisioterapia: ejercicios musculares
  • Tratamiento farmacológico en fases aguda

¿Que hacer frente a la duda?

Muchas veces el bruxismo se soluciona de forma natural sobre todo en los niños sin embargo siempre ante la duda hay que acudir al odontólogo para solicitar un diagnóstico y asegurarse del cual sea el tratamiento mejor para los pequeños.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.