Gustavo Camañas Gustavo Camañas
2 min de lectura
Fecha de revisión: 22 abril 2022
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
2 min de lectura
Fecha de revisión: 22 abril 2022

Uno de los rasgos distintivos de un caso de periodontitis avanzada son las bolsas periodontales. Por lo tanto, su irrupción supone todo un motivo de alarma porque significa que hemos hecho caso omiso a la enfermedad y esta ha ido avanzando progresivamente hasta dar lugar a los sacos o bolsas periodontales repletas de bacterias, pero ¿qué son y cómo se tratan?

Sin duda, estamos ante un serio problema que requiere que tomemos cartas en el asunto de manera inmediata. Ten presente que estamos ante un depósito que se forma en la encía debido a la acumulación de bacterias en la boca.

Conviene recordar que la periodontitis es una enfermedad de las encías ocasionada por una deficiente higiene dental. De esta manera, se forma la placa bacteriana en las encías que daña al hueso que, en definitiva, es el soporte del diente. Por lo tanto, pasar por alto el problema puede conducir a la pérdida de uno o varios dientes debido al daño originado en el hueso. 

Tipos de bolsas periodontales

Por supuesto, no todas las bolsas periodontales son iguales y algunas, por cierto, deben alarmarnos más que otras. De esta manera, podemos categorizarlas en estos dos tipos:

  • Bolsa gingival relativa o falsa en la que se advierte un aumento en el volumen de la encía. Pero por fortuna todavía no tiene la suficiente entidad para dañar el hueso. 
  • Bolsa periodontal absoluta o verdadera en la que el volumen de la encía ha aumentado de forma evidente y, en consecuencia, nos enfrentamos a una situación en la que efectivamente las bacterias han alcanzado el hueso y lo han dañado.

¿Cómo se eliminan las bolsas periodontales?

Una vez que aparecen no queda otra que ponernos en manos de un dentista para que valore el caso y decida cuál es el procedimiento más adecuado. De esta manera, este sería el proceso adecuado para su abordaje:

  • Un tratamiento periodontal que requiere el análisis de las bacterias de la boca del paciente a fin de recetar el antibiótico más adecuado para eliminarlas.
  • Una vez hecho esto, se efectúa un raspado y alisado radicular que se conoce comúnmente como curetaje.
  • Si la periodontitis se encuentra muy avanzada, es muy posible que sea necesario recurrir a una cirugía periodontal.

Prevención 

Sin duda, la mejor manera de evitar las bolsas periodontales es manteniendo una buena higiene dental con un lavado de dientes frecuente, el uso de hilo dental para evitar que los restos de comida queden atrapados en los espacios interdentales, además del colutorio.

No obstante, tal y como podemos leer en este artículo de Elsevier, a veces esto no es suficiente y, por lo tanto, se recomienda complementar con la visita a un profesional que elimine la placa y el sarro dental con una limpieza dental al menos una vez al año.

En definitiva, conviene evitar este escenario, pero cuando nuestra boca ya las presenta, urge pedir cita en una clínica dental para que ataje el problema cuanto antes dada la gravedad de las enfermedades periodontales para la salud bucodental.

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos de especialización en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.