Gustavo Camañas Gustavo Camañas
2 min de lectura
Fecha de revisión: 22 abril 2022
Gustavo Camañas Gustavo Camañas
2 min de lectura
Fecha de revisión: 22 abril 2022

¿Qué es un alargamiento coronario?

Dicho así, se trata de un concepto que causa cierta perplejidad pero lo vas a entender de inmediato. Sin ir más lejos, si has padecido una caries profunda, es muy probable que haya sido necesario someterte a una endodoncia y, a continuación, practicar un alargamiento coronario.  

Pero existen otras razones que pueden motivar una intervención así en el diente. No obstante, vamos por partes porque ¿qué es un alargamiento coronario?

El alargamiento coronario se puede realizar en uno o varios dientes.

Estamos ante un procedimiento quirúrgico periodontal que busca aumentar la corona clínica de un diente o varios dientes. Su principal ventaja es que permite salvar un diente en lugar de extraerlo y sustituir con un implante.

Como hemos apuntado previamente, la intervención se realiza cuando es necesaria una restauración de la corona.

El alargamiento coronario permite retirar y nivelar la encías y el hueso con el fin de exponer el diente.

Para ello el odontólogo contornea y quita encía, incluso es posible que necesite retirar hueso.

¿En qué casos es recomendable un alargamiento coronario?

No obstante, y aunque sufrir una caries considerable en el diente, como las subgingivales, que llega a alcanzar la pulpa es una de las razones que motivan este tipo de tratamiento, existen más causas que aconsejan practicar un alargamiento coronario. Las abordamos:

  • Sonrisa gingival. Es decir, se aprecia mucha cantidad de encía al sonreír.
  • Asimetría gingival
  • Malformaciones dentarias
  • Reabsorción radicular
  • Etc.

Lo cierto es que el alargamiento coronario quirúrgico es un tratamiento muy recomendable para conseguir mejorar la estética de nuestra sonrisa.

Cómo es la intervención

Esta intervención, que sirve para incrementar la longitud de la corona clínica, se lleva a cabo con anestesia local y en la misma consulta del dentista. Es un procedimiento ambulatorio y que, por lo tanto, no requiere hospitalizar al paciente.

Respecto a su postoperatorio, este no resulta excesivamente molesto. Asimismo, el paciente, tal y como leemos en este artículo,deberá seguir una dieta blanda durante el primer día y eliminar de su dieta una serie de alimentos irritantes.

También es necesario acatar las instrucciones de higiene oral recomendadas para eludir, de esta manera, una posible infección.

Por supuesto, deberá regresar para retirar los puntos y someterse a un control.

Situaciones en las que no es posible su práctica

Sin embargo, en determinadas circunstancias no será aconsejable su realización. En concreto, cuando el paciente se encuentre en una de las siguientes situaciones:

  • Se ha producido una gran pérdida de hueso alrededor del diente.
  • La proporción coronal no es adecuada. Por lo tanto, se corre el riesgo de que  la cirugía provoque la movilidad excesiva de la pieza dental.
  • Se observan fracturas en el tercio medio de la raíz.
  • Las raíces se hallan muy cerca las unas de las otras y ello dificulta la eliminación del hueso.
  • Dientes con caries muy extendidas que han llegado hasta la furca (el área de división de las raíces de dientes multirradiculares) y que, en definitiva, ya no pueden reconstruirse.

Dicho todo esto, solo nos queda invitarte a que nos visites. Busca tu clínica dental Vitaldent más cercana y ahí podremos evaluar tu caso y, cómo no, contestar gustosos a todas tus dudas. 

Infórmate de nuestros tratamientos sin compromiso Pide tu cita
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas
Gustavo Camañas es coordinador médico del área de Odontología General del Grupo Vitaldent. Es licenciado en Odontología por la Universidad Europea de Madrid y ha realizado numerosos cursos de especialización en diferentes áreas de la Odontología. Fruto de su amplia visión, realiza una función de control de calidad de los tratamientos de nuestras clínicas e imparte formación de los doctores de la compañía.