El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

¿Por qué es importante cambiar el cepillo de dientes?

Seguro que siempre has escuchado a tu dentista recordar la importancia de cambiar el cepillo de dientes cada tres meses, pero la mayoría de las veces se nos olvida y seguimos con el cepillo de dientes durante 5 o 6 meses hasta que decidimos cambiarlo cuando lo vemos en mal estado. Desde Vitaldent España te contamos por qué debes cambiar con frecuencia el cepillo dental.

Los cepillos dentales acumulan gérmenes y bacterias, que aumentan con el tiempo y más si no se seca el cepillo correctamente. Muchos estudios demuestran que después de tres meses de uso regular (al menos lavándote los dientes dos veces al día), un cepillo se desgasta y pierde eficacia para eliminar la placa de los dientes y encías en comparación con un cepillo nuevo.

¿Por qué sucede esto? Principalmente porque las cerdas pierden resistencia y efectividad para llegar a las áreas difíciles. Todo ello incrementa el riesgo de sufrir caries y enfermedades periodontales.

A su vez, es importante cambiar el cepillo de dientes después de un resfriado, gripe, infección bucal o de garganta, debido a que los gérmenes pueden esconderse en las cerdas del cepillo y reactivar la infección. Aún si no has estado enfermo, los hongos y bacterias se pueden desarrollar en las cerdas del cepillo.

Es importante recordar, que lo importante no es solo cambiar el cepillo periódicamente, si no tratar de cuidarlo mientras lo estamos utilizando. Puedes empezar asegurándote de que esté seco entre un uso y otro, ya que las bacterias, gérmenes y hongos aprovechan el entorno húmedo para desarrollarse y van aumentando con el tiempo. También debes mantenerlo en un área donde el cepillo se ventile ya que es un error muy común guardarlo en un portacepillos o un cajón.

Por tanto, y a modo de conclusión, como es difícil recordar cuándo compramos el cepillo de dientes, al menos sí es necesario que estemos pendientes de su aspecto exterior para percibir en qué momento sus cerdas empiezan a abrirse y a perder consistencia.

La pregunta es, ¿recuerdas cuándo fue la última vez que cambiaste tu cepillo de dientes?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.