El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

¿Cepillo eléctrico o manual?

Hoy en día cuando vamos a elegir un cepillo de dientes tenemos a nuestro alcance una gran variedad de opciones: Diferentes diseños de cabezales, tamaños e incluso grosores de las cerdas del cepillo.

Pero la principal duda que solemos tener cuando necesitamos tomar la decisión de compra es si decantarnos por cepillo manual o eléctrico.

Y siempre nos hacemos la misma pregunta: ¿Conseguiré mejores resultados con un cepillo eléctrico o por el contrario, me basta con uno manual?

La respuesta es clara: El resultado óptimo de limpieza bucal se puede conseguir con los dos tipos de cepillos. Lo fundamental es cepillarse correctamente, tanto con un cepillo manual como con uno eléctrico.

Pero, ¿en qué ocasiones el cepillo eléctrico puede ser mejor opción?

– Para aquellas personas que se cepillan incorrectamente los dientes o que no tienen una técnica muy depurada, el cepillo eléctrico puede ayudarles en su batalla diaria contra la placa, gracias a la rotación automática del cabezal del cepillo, pero no debemos confiarnos, porque una limpieza inferior a 20 segundos no ayudará a eliminar las bacterias de la boca.

– En el caso de los niños puede ser una opción más llamativa, ya que muchos cepillos eléctricos están diseñados con sus personajes favoritos y puede que estos alicientes ayuden a que los más pequeños adquieran el hábito del cepillado más rápido y mejor.

-Las personas con artritis en las manos u otras discapacidades también les puede resultar más fácil sostener un cepillo de dientes eléctrico, ya que éstos tienen un mango más grande que los manuales y los movimientos son más cómodos. Solo deben mantenerlo en la boca y dejar que el cepillo haga el trabajo.

Consejos de higiene oral

En realidad, no importa el cepillo de dientes elijas siempre y cuando sigas los consejos para un cepillado correcto:

– Elige siempre un cepillo de dientes de cerdas suaves en lugar de un cepillo duro o medio.

-Cepilla tus dientes 3 veces al día, tras las comidas.

-Sustituye tu cepillo manual cada 3 meses. Al igual, deberás hacerlo con el cepillo eléctrico cambiando el cabezal cada 3 meses.

-No hay que subestimar la importancia de usar el hilo dental para eliminar la placa depositada entre los dientes, donde el cepillo no puede llegar.

-No te olvides de pasar el cepillo por tu lengua para eliminar las bacterias correctamente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

1 comentario

javier

18 diciembre, 2014 9:02 pm

A mi me parece que el cepillo eléctrico limpia más y mejor que el cepillo de dientes normal.