Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

LLÁMANOS 900 111 003

Comienza el contenido principal

Estás en:

  1. Tratamientos |
  2. Ortodoncia |
  3. Síndrome ocluso-postural

¿Qué es el síndrome ocluso-postural?

El síndrome ocluso-postural se manifiesta en una serie de molestias y trastornos que están directamente relacionados con alteraciones en la posición de los dientes, tono de los músculos masticadores y el cambio de posición de la articulación mandibular.

Es una disfunción postural que tiene su origen en los dientes desalineados. Estos transmiten su desequilibrio a la musculatura que rodea la boca y estos a su vez a las vértebras cervicales, columna vertebral, la cadera e incluso llega a los pies.

Trastornos del Síndrome ocluso-postural:

  • Dificultad en el proceso de masticación. La digestión y la nutrición del adulto se ven afectadas.
  • Dificulta la respiración nasal y estimula la respiración bucal.
  • Limita la higiene dental, provocando un mayor desarrollo de caries y enfermedades periodontales.
  • El lenguaje puede verse afectado, convirtiéndose en hipernasal o hiponasal.
  • Durante las horas de sueño se producen ronquidos y contracturas de cuello y espalda.
  • Durante el día aparecen frecuentes dolores de cabeza. Son numerosos los adultos que sufren este problema.

¿Qué tratamientos existen?

El tratamiento para solucionar estos problemas consiste en una relajación neuromuscular a cargo de un fisioterapeuta y una alineación de los dientes con la idea de conseguir una óptima oclusión dental. De esta forma, logramos estabilizar las estructuras musculares de cuello y espalda y rebajamos la tensión que se produce al apretar los dos maxilares, lo que también puede ocasionar bruxismo.

Para ello se empleará un tratamiento de ortodoncia para recuperar la alineación y así solucionar los problemas de mordida. Posteriormente se coloca una férula de descarga que ayudará a corregir el bruxismo manteniendo la musculatura relajada.

¿Qué ocurre si no se soluciona?

Si no soluciono este problema aumentará el dolor muscular localizado en cuello y espalda y el chasquido de la mandíbula al comer o bostezar. Todo ello provocará limitación de las actividades diarias y cotidianas por el dolor, repercutiendo en la calidad de vida de la persona e incluso en su trabajo, ya que los problemas de espalda causan hasta el 20% de las bajas laborales.

Fin del contenido principal

Pide tu cita Online

Te llamamos Déjanos tus datos y contactaremos contigo.