El bruxismo es el hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes generando muchas veces un ruido típico. Es un hábito que no posee  propósitos funcionales. Puede ser diurno o nocturno, con distintos grados de intensidad y persistencia en el tiempo.