El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

¿Qué es y qué provoca la boca pastosa?

boca pastosa

El problema de boca pastosa o boca seca es muy común en la población adulta, y aumenta la prevalencia en pacientes mayores de 50 años. Los pacientes acuden a menudo a la clínica dental con este problema buscando una solución.

New Call-to-action

 

¿Qué es la boca seca o pastosa?

Este problema de boca seca se llama profesionalmente como xerostomía. Se define como una sensación subjetiva de no tener saliva en la boca ni en las mucosas y sentirla como seca o pastosa.

¿Por qué ocurre? ¿Que lo causa?

Normalmente la xerostomía se produce por una alteración en las glándulas salivales, ya sea en su funcionamiento, acción o estructura.

Existen diferentes causas y muy variadas que pueden originar xerostomía. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Hábitos diarios: como puede ser una mala alimentación o el consumo de tabaco o incluso alcohol. La nicotina y el alcohol hacen que se resequen mucho las mucosas dejando esa sensación de sequedad oral. Además, la falta de alguna vitamina como puede ser la vitamina B12 por una mala alimentación, también puede producir esta sensación de sequedad oral.
  • Enfermedades sistémicas: algunas enfermedades como la diabetes o el Síndrome de Sjögren puede originar esta sensación de sequedad de boca. Además algunas alteraciones psicológicas que afectan al sistema nervioso central como el estrés, la depresión o ansiedad pueden también provocar esta xerostomía.
  • Toma de algunos medicamentos: algunos medicamentos como los antihistamínicos, antidepresivos, antihipertensivos o incluso los tratamientos de radioterapia y quimioterapia pueden originar una disminución e generación de saliva por parte de las glándulas salivales, generando esa sensación de boca pastosa.

¿Cuales son sus síntomas?

Los síntomas de las personas que padecen este problema son muy variados. Algunos de ellos son:

  • Sensación de boca pastosa con lengua áspera
  • Problemas en la masticación, deglución y el habla.
  • Halitosis o mal aliento
  • Labios agrietados y sequedad de garganta
  • Presencia o aparición de llagas e infecciones
  • Sensación de mucha sed
  • En cuanto al tema bucodental que nos compete, se aumentan las posibilidades de mayores infecciones bucales y aparición de caries, ya que se disminuye el efecto protector y tampón de las saliva.

¿Cómo podemos tratar este problema?

Lo principal es detectar de dónde viene este problema y cual es el origen de esta sensación de boca pastosa. Para ello, lo ideal es que acudas a tu dentista de confianza y le expliques tu problema para que te realice un estudio, mediante una exploración generalizada con una historia clínica detallada. Con ello, te realizará un diagnóstico de tu problema y su principal causa y origen.

Una vez se ha detectado el origen, se pueden intentar cambiar los hábitos alimenticios haciendo una dieta más ajustada para mejorar este problema. Además se puede consultar al médico de cabecera por si algún medicamento es el que está originando el problema, saber si se puede anular o reducir la dosis del medicamento causante.

De todas maneras, se pueden administrar algunos productos para aumentar el flujo salival. Algunos de estos productos pueden ser alimentos que contengan xilitol, ya que es un agente que aumenta considerablemente el flujo salival. Además puedes ayudarte mediante geles, pastas y colutorios para mejorar esta mala sensación.

Además de todo esto, te indicamos algunas recomendaciones, que puedes seguir en tu vida diaria para ayudar a eliminar o paliar esta sensación de boca pastosa:

  • Eliminar o disminuir el consumo de tabaco y alcohol
  • Beber abundante agua y con mayor frecuencia
  • Tomar caramelos o chicles sin azúcar o con xilitol a menudo para generar mayor cantidad de saliva.
  • Eliminar o reducir los alimentos muy picantes, salados o muy azucarados
  • Mejorar la higiene bucodental, siendo mucho más estrictos para prevenir la aparición de caries e infecciones.
  • Visitar periódicamente a tu dentista de confianza, como mínimo una vez al año, para controlar así el problema.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.