El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Las personas con discapacidad tienen mayor probabilidad de sufrir problemas bucodentales

La Fundación Vitaldent informa, con motivo del Día Mundial de las personas con discapacidad, que se celebrará el 3 de diciembre, de que las personas con discapacidad tienen mayor probabilidad de sufrir problemas bucodentales que el resto de la población.

Según explica el Director Médico de Vitaldent, Gustavo Camañas, esto se  debe a la dificultad que muchas de ellas tienen para obtener un cuidado adecuado de su higiene oral, bien por falta de motricidad, bien por presentar dificultades a la hora de expresar la sintomatología o por sufrir alteraciones del comportamiento.

Además, según informa, “algunas discapacidades, como puede ser la parálisis cerebral, suelen verse acompañadas de problemas de maloclusión y defectos en la mineralización del esmalte, lo que les hace más susceptibles a padecer caries”. Por otra parte, asegura que las personas que no pueden masticar o mover la lengua a causa de su discapacidad, “no se benefician en la misma medida del efecto de autolimpieza que produce la saliva”.

“Por otra parte, las malformaciones congénitas que presentan algunas personas, incrementan la incidencia de patologías orales, así como los problemas a la hora de masticar, que pueden derivar en daños en el paladar y pérdida de piezas dentales”, añade.

Camañas recuerda asimismo que en estas personas, es más frecuente la ingesta de fármacos, que además de causar xerostomía (sequedad bucal),  si se hace de forma sistémica puede provocar una reacción adversa llamada hiperplasia gingival que origina dolor al masticar, hemorragia gingival, alteraciones periodontales, oclusión dentaria y trastornos del habla.

Higiene bucodental en personas con discapacidad

Para evitar estos problemas, los expertos de la Fundación Vitaldent  recomiendan a las personas con dificultades de motricidad utilizar cepillos dentales eléctricos, o adaptados (se puede atar el mango a la mano con una cinta, o adaptarlo con una esponja o pelota de goma),  pasta dentífrica con una alta concentración en fluoruro, y seda “súper floss” o irrigador interdental a presión.

En el caso de necesitar ayuda de otra persona, además, lo recomendable es que ésta se sitúe detrás del individuo con discapacidad, que estará sentado, con la cabeza ligeramente inclinada hacia atrás y con la boca abierta.

Asimismo, el uso de colutorios o espráis de clorhexidina, son aconsejables como métodos complementarios al cepillado dental, en casos de gingivitis o periodontitis, para combatir la creación de placa bacteriana en los pacientes con limitaciones físicas y cognitivas, siempre y cuando se usen en las concentraciones adecuadas y con regularidad. Para los pacientes que puedan tragarse el enjuague, se recomienda utilizar un cepillo o un hisopo para aplicar el enjuague directamente en los dientes.

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.