Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Quiénes somos

Sección de utilidades

Fin de la sección de utilidades

Sección de idiomas

Fin de la sección de idiomas

  1. plantilla blog

Comienza el contenido principal

 

Fin del contenido principal

Pide tu cita

Te llamamos

¿Qué es la enfermedad del beso o Mononucleosis?

19-
02-
2020

La enfermedad del beso o mononucleosis es una infección provocada por el virus Epstein-Barr, también conocido como EBV, que pertenece a la familia de los virus del herpes. Se trata de una enfermedad muy contagiosa, tanto que alrededor del 95 % de la población adulta la hemos sufrido en alguna ocasión.

La mononucleosis infecciosa también suele ser llamada coloquialmente la enfermedad del beso. Y cuando te preguntas por qué este nombre, no resulta difícil entender cómo se contagia la enfermedad del beso. Suele ser a través de las glándulas salivales, grandes reservorios de los microorganismos que participan en la transmisión del virus por vía orofaríngea

Los adolescentes y los jóvenes tienen mayores posibilidades de contraerla y, en tales casos, suelen padecer todos sus signos y síntomas. Respecto a los niños, lo habitual es que apenas se aprecian sus efectos.

Causas de la mononucleosis

Dos son los elementos transmisores fundamentales: la saliva y la mucosidad. Si bien no se transmite tan rápidamente como un resfriado, el contacto con estas secreciones de personas infectadas ocasiona su contagio. Estos son los principales focos que hay que cuidar:

  • Contacto con la saliva de un paciente: a través de un beso, compartiendo útiles de comida u objetos de higiene dental.
  • Salpicaduras de tos o estornudos.
  • Compartir almohadas, pañuelos, servilletas y otros artículos textiles.

Cómo prevenir su aparición

Tan importante como saber qué es la enfermedad del beso es evitar su contagio. Teniendo en cuenta cómo se contagia la enfermedad del beso, resulta fundamental adoptar una serie de medidas preventivas, especialmente en cada entorno familiar en el que exista un afectado. Las más importantes son:

  • Lavarse las manos con mucha frecuencia.
  • Aislar vasos, platos, cubiertos, textiles, cepillos de dientes y otros objetos personales  utilizados por el enfermo. Es la mejor manera de evitar compartirlos.
  • No bajar la guardia en los meses posteriores a la afección, porque este virus pervive en el paciente durante mucho tiempo, pudiendo contagiar a otras personas.

Síntomas de la enfermedad del beso

Tras descubrir qué es la enfermedad del beso y, en cierto modo, cómo se contagia la enfermedad del beso o mononucleosis, es el momento de empezar a familiarizarte con los síntomas que permiten detectar su aparición. Sin embargo, no siempre resulta fácil: a menudo se trata de manifestaciones que recuerdan una gripe incipiente y, en otros casos, ni siquiera aparecen estos síntomas.

En cualquier caso, los síntomas de la enfermedad del beso más frecuentes son:

  • Más de 38º de temperatura corporal (fiebre alta).
  • Faringitis o dolor de garganta.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, motivo por el cual también se conoce la enfermedad del beso como fiebre ganglionar. Se aprecia detrás de las orejas y en la parte baja de la cabeza.

Lo más desconcertante es que estos síntomas van apareciendo de manera progresiva, muy tenue al principio, por lo que pasa cierto tiempo (entre 1 y 8 semanas) desde el contagio hasta las señales de alarma.

Los primeros indicios que pueden hacer sospechar son:

  • Fatiga, debilidad y cansancio general sin motivo y prolongado.
  • Sarpullido.
  • Malestar general, sensación de náuseas, arcadas, vómitos y dolores abdominales o de cabeza.
  • Inflamación del bazo (ocurre en la mitad de los casos).
  • Inflamación del hígado (solo algunas veces).

El tratamiento de la enfermedad del beso

Cuando se ha identificado la aparición de la enfermedad, es fundamental cuidar la evolución del afectado y, dado que no existe un tratamiento específico, el procedimiento consiste en combatir los síntomas existentes de la enfermedad del beso. Por ello, se recetan reposo, antiinflamatorios, antipiréticos, gárgaras de agua tibia con sal, abundante hidratación y, en los casos más acusados, prednisona, es decir, corticoesteroides.




¿Qué es un bulto en la encía y cómo tratarlo?
13-
02-
2020

En cualquier momento de tu vida, puedes detectar la presencia de un quiste o bulto en la encía. Muchos pacientes acuden a la clínica preocupados por la aparición de un bulto en la encía, que puede presentar diferentes formas y síntomas, ya que existen diferentes tipos producidos por diferentes causas. Existen muchas variedades de bultos […]

¿Qué hacer ante el dolor de la muela del juicio?
13-
02-
2020

¿Qué es la muela del juicio? Las muelas del juicio, también conocidas como cordales, son los terceros molares. Se encuentran tanto en la parte superior como inferior de la dentadura, y se ubican en la zona más posterior de la boca, junto a los segundos molares. Se trata de molares que siempre originan problemas, ya […]

¿Tienes un bulto en el paladar? Descubre qué puede ser y si debes preocuparte
30-
11-
2021

Existen diferentes tipos de bultos en el paladar. Algunos ocasionan dolor o molestias. Sin embargo, hay otros que se desarrollan de manera totalmente asintomática. Sea cual sea la situación, todos los bultos en el paladar deben ser revisados en la consulta del dentista. Esto se debe a que, como ya hemos adelantado, dichas protuberancias pueden […]

Sacar una muela infectada, ¿cómo se hace?
13-
02-
2020

Cuando una muela o cualquier pieza es afectada, puede infectarse originando grandes dolores y problemas para tu salud bucodental y general. Si tienes una caries profunda, y llega hasta el nervio dental, la muela se infecta y origina una infección de la pieza que se debe eliminar. Lo mismo ocurre si la muela se fractura, […]