El blog de Vitaldent

El blog en el que encontrarás hábitos, tratamientos y consejos de salud dental

Categorías

Corona dental: ¿Qué es y cuándo es necesaria?

corona dental

¿Sabes que el diente tiene una parte visible y otra no visible? ¡Es así! La parte de diente visible en la boca se llama corona, la utilizamos para comer y tiene que ser fuerte y dura. La porción que se queda bajo la encía, dentro del hueso, se llama raíz. La corona puede ser natural o artificial.

En este artículo cuando hablamos de corona dental haremos referencia a la corona artificial.

New Call-to-action

 

¿Qué es una corona dental artificial?

Una corona dental artificial es una funda para nuestro diente. Es como si fuera una corona dental natural pero que está hecha de un material diferente al de nuestros dientes y porque tiene forma de corona natural para que pueda reemplazar este última en los casos en que haga falta.

¿Cuándo hace falta una corona dental?

En todos aquellos casos en los cuales necesitamos que nuestro diente sea más fuerte y bonito utilizaremos las coronas dentales. En particular harán falta:

  • Cuando un diente tiene mucho material de reconstrucción y poco tejido dentario sano remanente
  • En dientes desvitalizados porque al perder vitalidad se quedan débiles y/u oscuros
  • En dientes con coloraciones muy oscuras
  • En dientes rotos que no podemos reconstruir con obturaciones simples
  • En dientes muy desgastados por culpa de algunas patologías o mal hábitos
  • Cuando tenemos exigencias estéticas de forma y tamaño
  • Cuando colocamos un implante (que será como nuestra raíz, la porción que no se ve en boca porque dentro del hueso) para recubrirlo.

¿De qué material están hechas las coronas dentales?

Hay varios tipos de materiales en comercio:

  • Coronas de metal-porcelana: tienen la parte interior de metal y la de fuera de porcelana, de forma que se logra, por una una parte resistencia y fuerza, y, por otra, una buena estética.
  • Coronas de zirconio: tienen mucha resistencia y una estética excelente. Si la comparamos con una corona de metal es mucho más ligera y tienen hasta el doble de resistencia. Son las mejores estéticamente pero también las más caras.
  • Coronas de metal.
  • Coronas de resinas (provisionales): es un material bastante blando en comparación con el esmalte de nuestros dientes y con el metal-porcelana o zirconio. Se suelen utilizar para proteger los dientes tallados en el periodo que transcurre entre tomas de medidas y cementación de la corona dental.

¿Cómo se aplica una corona dental?

Para que nuestra corona pueda caber encima del diente y adaptarse bien necesitamos lijar la pieza, reducirla de tamaño para poderla luego cubrir con la corona, eso se denomina tallar el diente. En los casos de sensibilidad elevada es necesario, antes de tallar el diente, hacer una endodoncia para que el paciente no tenga luego problemas de hipersensibilidad. En todos aquellos casos en los cuales se pueda evitar, siempre es mejor quedarse con un diente vital pero en algunos casos se necesita desvitalizarlos.

Una vez tallado el diente se procede con la toma de impresión para fabricar nuestra corona.

El periodo de tiempo que transcurre entre la toma de impresión y la aplicación de la corona definitiva puede variar y es buena norma durante este tiempo que nuestro diente tallado sea protegido por una corona provisional que suele ser de resina.

Una vez llegada nuestra corona definitiva el odontólogo la adaptará a nuestro diente con un cemento específico para estas.

¿Las coronas molestan?

No. Las coronas dentales bien hechas no duelen nì molestan y reemplazan una corona natural de modo que nadie se pueda dar cuenta que tu muela lleva una funda (¡excepto tu odontólogo, claramente!).

¿Cuánto dura una corona dental?

La duración de la corona dental depende de muchos factores. Cuanto más cuidado tengamos más va a durar, lógicamente. Una buena higiene oral y controles periódicos en el odontólogo son las claves para el éxito.

El cuidado a la hora de comer alimentos muy duros también es importante, si piensas que una corona natural se puede romper comiendo cosas muy duras tienes que tener más cuidado a la hora de llevar una corona artificial.

La edad y salud oral del paciente también están relacionadas con su duración. Podemos decir que de media una corona puede durar muchos años pero es tu odontólogo  quien puede responder a esta pregunta conociendo tu situación.

Es importante saber que:

Un diente que lleva una corona artificial tiene riesgo de caerse como un diente natural. La placa se acumula a lo largo del borde gingival y para eso es imprescindible cuidar las coronas artificiales como se cuidan los dientes naturales y se recomiendan controles una vez al año para que el odontólogo pueda averiguar si el diente que está debajo de la corona artificial está en buen estado.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.